Utiliza limón y una cucharada de aceite de oliva para combatir la grasa abdominal

Para lograr los efectos deseados es básico no exceder de una cucharada al día y que tanto el limón como el aceite de oliva sean de primera calidad.

 

Esta cura sencilla cura nos aportará beneficios multiples para el organismo, pero el más interesantes de todo es el poder combatir esa grasa molesta que se acumula en el abdomen.

Debemos tomarlo siempre por la mañana, nada más levantarnos. Si lo acompañamos con una dieta variada, equilibrada y algo de ejercicio, en tres semanas veremos resultados muy positivos.

Si aún no has probado la cura de limón y una cucharada de aceite de oliva  en el desayuno, desde nuestro espacio te animamos a empezar mañana mismo.

¡Anota acerca de todo lo que este remedio puede hacer por ti!

Los beneficios de tomar limón y una cucharada de aceite de oliva

Lo interesante de este remedio se debe a que la combinación limón y aceite de oliva actúa como un depurador potente capaz de eliminar esas toxinas que le sobran al cuerpo.

Como siempre  recomendamos, trata que ambos productos sean de producción orgánica.

Como instructivo, te señalamos cómo elegir el mejor aceite de oliva:

Según expertos, el extra virgen es el auténtico zumo de oliva, es el más natural y el que más beneficios aporta. Ahh y también es el más caro.

Tiene más grasas monoinsaturadas y polifenoles, que cuidan nuestro corazón y combaten el colesterol.

El aceite de oliva virgen (no extra), tiene un precio más asequible, pero es de calidad más baja.

Con respecto al limón, elige uno ni muy maduro ni muy verde.

MIentras más buenos sean los alimentos más poderosos serán los efectos.

Te explicamos ahora cómo puede ayudarte esta cucharada de aceite de oliva y limón si te animas a tomarla cada mañana.

El aceite de oliva extra virgen nos ayuda a perder peso

Perder peso podría ser fácil, pero nos interesa hacerlo con salud y evitar recuperar esas libras. No debemos seguir dietas extremas con las que nuestro organismo no esté recibiendo los nutrientes adecuados.

En toda dieta de adelgazamiento se recomienda incluir aceite de oliva extra virgen. Ahora bien, es importante aclarar unos conceptos:

El aceite de oliva no “quema” la grasa. Ayuda a que perdamos peso porque mejora procesos como la función hepática y digestiva.

Los ácidos grasos del aceite de oliva mejoran la descomposición de la grasa que está almacenada en el abdomen.

El aceite de oliva tiene carotenoids, vitamina E y compuestos polifenólicos.

También actúa como laxante, por lo que no conviene excederse a la hora de llenar esa cucharada de limón y aceite de oliva al día (con 5 o 7 ml es suficiente).

El limón y sus excelentes beneficios para combatir la grasa abdominal

El jugo de limón contiene: ácido ascórbico, herpedina y vitamina C, los cuales están asociados con un peso saludable.

Los limones también son una fuente natural de hesperidina, un tipo de flavonoide que ayuda a hacer frente a los depósitos de grasa más resistentes del cuerpo.

Además, los limones son ricos en pectina, una fibra soluble que se convierte en gel al mezclarse con agua o con aceite de oliva.

Cómo debo tomar mi cucharada de limón y aceite de oliva para quitar la grasa abdominal y perder peso

Como dijimos antes, para que el remedio sea efectivo debemos verlo “como un complemento” en la dieta. Es decir, va a favorecer la pérdida de grasa en el abdomen siempre y cuando sigamos una dieta variada y adecuada.

Para ello, debes tener en cuenta lo siguiente:

Tomar cada mañana media cucharada (5 ml) de jugo de limón con media cucharada (entre 5 y 7 ml) de aceite de oliva extra virgen.

Nunca tomes más de una cucharada al día.

Si al cabo de una semana tus deposiciones son blandas y sufres diarreas debes parar el tratamiento. Sin embargo, no es algo normal y casi todos notan grandes beneficios en sus digestiones.

Te animamos a que pruebes este remedio, si así lo deseas.

 

Comentarios aqui: