Una Madre De 26 Años Da A Luz A Su Primer Hijo – 3 Semanas Después Los Médicos Le Dan El Diagnóstico Devastador

0

¡Hola amante de las historias! Una Joven de 26 años llamada Holly Gerlach, da a luz e inmediatamente queda paralizada. Luego del parto comenzó con un pequeño hormigueo que recorría todo su cuerpo.

Le hicieron una serie de exámenes y todo indicó que había desarrollado un síndrome. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!

Una Madre después de dar a luz queda totalmente paralizada

Éste síndrome que Holly había desarrollado, tenía por nombre Guillain-Barre (GSB). Después de comenzar a sentir un cosquilleo en su dedo, una gran debilidad invadió por completo todo su cuerpo, lo que hizo que la llevaran de inmediato a sala de emergencias.

Ya para el tercer día, Holly Gerlach de Edmonton, estaba siendo asistida con respiración. La pobre chica quedó paralizada del cuello para abajo. No podía moverse, no podía hablar, no podía tener en brazos a su bebé.

Fueron días muy difíciles para ella. Luego de un tiempo, comenzó su recuperación. Aprendió a hacer todo de nuevo, a mover sus manos, a alimentarse y cómo volver a caminar. Durante meses tuvo un arduo trabajo de recuperación.

Éste síndrome hace que las personas queden paralizadas del cuello para abajo, lo que hace que la vida del paciente corra peligro. Pero para suerte de Holly, logró sobre vivir a esto. Soñaba con ser mamá y luego de esto no pudo atender a su pequeña niña.

Afortunadamente, bajo esta situación, Holly tenía a su pequeña hija llamada Casey quien le daba fuerzas para luchar y seguir mejorando cada día. Con la ayuda de un cuidador, ella logró levantarse de la cama.

Hubo momentos en que la tristeza la invadía, no podía ni mover la boca para hablarle a su pequeña hija o para abrazarla y esa situación llegó a desesperarla.

Pronto la parálisis comenzó a desaparecer y luego de 70 días salió de cuidados intensivos y comenzó su pronta recuperación. Al cabo de unos 6 meses Holly pudo volver a casa.

Hoy en día Holly lleva una vida feliz al lado de su hija Casey. Luego de 10 años, se divorció y todo lo que vivió le permitió aprender más de la vida. Supo superar sus dificultades.

Holly agradece al personal médico que la ayudó y le prestaron la atención médica que necesitaba. De no ser por ellos, no estaría donde está hoy día.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here