Una Joven De 21 Años Alquila Su Vientre Sin Imaginarse Lo Que Le Tocaría Enfrentar

0

Lo que la gran mayoría de las personas piensan es que el sueño de la mayoría de las mujeres, desde la infancia, es definitivamente tener la felicidad de convertirse en mamás y formar su propia familia.

No obstante, esa dicha no la tienen todas. Las posibilidades de quedar embarazadas de forma natural pueden ser imposible.

Es ciertamente una situación que nadie quiere pasar. Pero hoy en día, gracias a todos los avances de la ciencia, hay muchas opciones para tener un bebé. Si quieres saber de qué se trata esta historia, sigue leyendo.

Una jovencita de 21 años alquiló su vientre sin imaginarse lo que estaba por venir.

El nombre de la chica es Shaniece Sturdyes, una joven que después de encontrar un documental sobre el alquiler de vientres decidió cambiar su vida. Ella vio la ocasión como una oportunidad para ofrecer el suyo a familias que podían tener hijos.

Descubra cómo se desarrolló esta historia
El procedimiento comenzó en la época en que Shaniece se encontró con los padres biológicos, Joanna y Steve. Entre ellos surgió una química que fue clave para continuar con esta experiencia.

La joven se trasladó a la ubicación de Los Ángeles, una clínica especializada en fertilización, donde tuvo el implante del embrión de la pareja que quería convertirse en padres.

El procedimiento fue un logro y ciertamente Shaniece estaba encinta. El padre y la madre habían estado a menudo presentes durante el procedimiento, específicamente durante las citas médicas para llevar a cabo la verificación por ultrasonido.

Pero de pronto, algo cambió. No se trataba realmente de un único feto, sino de dos bebés: magníficos gemelos. La noticia fue increíble y recibida con una alegría total. Después de sufrir y de no poder tener un bebé, ahora tenían la posibilidad de tener dos bebés, ¡simplemente sensacional!

Pero… algo más ocurrió
Fue un par de meses después, todo iba perfectamente normal hasta el día de la siguiente ecografía. Shaniece estaba en la sala de ultrasonido al lado de la pareja y no podía creer lo que se les dijo: “¡Eran tres bebés adorables y hermosos! La pareja tendría trillizos.

Todos estaban boquiabiertos. Shaniece no podía creerlo y también estaba muy emocionada. Sin duda estaba segura de que había tomado la decisión correcta para ayudar a Joanna y a Steve, quienes lucharon tan duro para llegar a ser padres.

MIRA EL VÍDEO

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here