Top 6 de los alimentos que destapan naturalmente las arterias y previenen los ataques cardíacos

0

No se trata solamente de la salud de tu corazón, también se trata de tu bienestar general. La buena salud de tus arterias es muy importante, ya que estos vasos sanguíneos distribuyen el oxígeno y los nutrientes esenciales por todo el cuerpo. Así es que, con el fin de mantener tus arterias en las mejores condiciones, debes evitar la acumulación de depósitos de placa.

El peligro de los depósitos de placa en las arterias

Cuando la placa se acumula en las paredes arteriales puede bloquear el paso de la sangre, convirtiéndose en un peligro inminente, ya que podría conducir a un ataque al corazón. Asimismo, cuando la arteria coronaria izquierda está atascada o se ve obstruida el ataque al corazón podría ser fatal.

1 taza al día de agua bicarbonato de sodio y vinagre de manzana y, sé testigo de un milagro

Ahora bien, no todos los ataques cardíacos son mortales, pero afecta al músculo cardiaco en cierta medida. Es por eso por lo que es esencial que usted mantenga sus arterias limpias y libre de placa.

¿Cómo mantener las arterias libre de placa?

El buen estado de las arterias depende en gran parte de su dieta.“La dieta es lo que cura”, seguramente lo has escuchado muchas veces. Esto quiere decir a través de algunos cambios en tu estilo de vida y mediante la implementación de algunos cambios en la dieta, no sólo lograrás que tus arterias estén limpias, sino que también protegerás a tu corazón de un posible ataque.

Los 6 mejores alimentos que limpian las arterias obstruidas y apoyan la buena salud y la función arterial.

Cómo limpiar las arterias

#1 Spirulina
Entrado el nuevo milenio, la espirulina agarró gran fuerza y popularidad. Los expertos en salud han podido confirman que tomar unos 4.500 mg de espirulina diariamente podría regular y relajar los vasos sanguíneos, reduciendo de esta manera la presión arterial. Además, esta maravillosa alga es capaz de mantener los niveles de grasa en la sangre en equilibrio.

#2 Granada
El Dr. Gregg Schneider es un experto en medicina alternativa orientado a la nutrición. Por tanto, el dice: “la granada contiene fitoquímicos capaces de actuar como antioxidantes que protegen el revestimiento de las arterias, fortaleciéndola y regenerando daños”.

#3 Arándanos
Los arándanos contienen niveles altos de potasio. Este mineral es esencial para ayudar a tu organismo a regular los niveles de presión arterial, pues posee la importante propiedad de regular el contenido de agua de las células, además de su movimiento. El potasio se encuentra relacionado con el sodio y el calcio, favoreciendo su distribución adecuada por el organismo. Los expertos en salud afirman que el consumo regular de arándanos reduce el riesgo de enfermedades del corazón hasta en un 40%.

#4 Sandía
Según estudios realizados en la Universidad del Estado de Florida, unos 4,000 mg de suplemento de L-citrulina, un aminoácido esencial que se encuentra en la sandía, puedes reducir la hipertensión en unas 6 semanas. Asimismo, este aminoácido es capaz de promover la producción de óxido nítrico. Esta estimula la dilatación de los vasos sanguíneos.

#5 Espárragos
Según el químico orgánico y autor de Over-the-Counter, Shane Ellison, experto en curas naturales: “Los espárragos trabajan dentro de las 100.000 millas de venas y arterias para liberar la presión, lo que permite al cuerpo adaptarse a la inflamación que ha acumulado durante años”. Es decir, comer espárragos es altamente beneficioso para mantener las arterias limpias y libres de placa. Esto es una buena noticia, ya que nos ayudaría en la prevención de la formación de coágulos de sangre que podrían ser mortales.

Comió 4 pasas al día y el doctor quedó boquiabierto con los resultados. Beneficios de las uvas pasas para la salud.

#6 La cúrcuma
La cúrcuma nos sigue sorprendiendo con sus increíbles y beneficiosas propiedades. Según el Dr. Schneider: “La cúrcuma es un potente antiinflamatorio, pues contiene curcumina, la cual reduce la inflamación. Esta es una de las principales causas del endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis) “.