Todo lo que necesitas saber sobre la fibromialgia.

Todo lo que necesitas saber sobre la fibromialgia. 

La fibromialgia es un desorden crónico, o sea, de larga duración, asociado con dolor diseminado en músculos y huesos, áreas sensibles y fatiga en general. Los síntomas como estos son considerados subjetivos, lo que significa que no pueden ser determinados o medidos a través de pruebas. Debido entonces a que sus síntomas son subjetivos y no existe causa clara conocida, la fibromialgia es a menudo confundida por otra enfermedad. 

La falta de pruebas objetivas reproducibles juega un papel importante en el rol de algunos doctores de preguntarse si este desorden realmente existe. A pesar de que el mismo es más aceptado que en años anteriores, algunos doctores todavía no consideran la fibromialgia una condición real.

Los investigadores están cada vez más cerca de entender la fibromialgia, así que el estigma que rodea esta condición está desapareciendo. En el pasado, muchos doctores se preocupaban de que los pacientes usaran esta condición como excusa para recibir prescripción médica para analgésicos; sin embargo, los doctores han descubierto que el hacer cambios en la vida diaria resultan ser mejores que los medicamentos en el manejo de esta condición.

Mientras más los doctores aceptan este diagnóstico, es más probable que la comunidad médica explore maneras efectivas de tratar la fibromialgia.

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia? 

La fibromialgia se asocia a áreas sensibles, llamados puntos de activación o puntos sensibles. Estos son lugares en el cuerpo donde aún la presión ligera causa dolor.

Hoy en día, estos puntos son rara vez utilizados para diagnosticar la fibromialgia. En su lugar, pueden ser usados como un medio en que los doctores disminuyan su lista de posibles diagnósticos; estos usan una combinación de otros síntomas consistentes (y posiblemente algunos exámenes médicos) para ayudarles a determinar la causa. 

El dolor causado por estos puntos de activación puede ser descrito como consistente dolor sordo que afecta muchas áreas del cuerpo. Si se experimenta este dolor por tres meses los doctores lo consideran un síntoma de fibromialgia.

Las personas con este desorden pueden también presentar:  

  • Fatiga.  
  • Problemas para dormir. 
  • Dormir por largos períodos sin sentirse descansado. 
  • Dolores de cabeza. 
  • Depresión. 
  • Ansiedad. 
  • Dificultad para enfocarse o prestar atención. 
  • Dolor en el abdomen. 

Los síntomas pueden ser el resultado de que los nervios y el cerebro malinterpreten o exageren su reacción a las señales normales de dolor; esto puede ser debido a un desbalance químico en el cerebro.

¿Cuáles son los puntos de activación o puntos sensibles?

Una persona solía ser diagnosticada con fibromialgia cuando tenían dolor diseminado en todo el cuerpo y sensibilidad al menos en 11 de los 18 puntos de activación. Los doctores hacían chequeo de los mismos para ver cuántos de estos puntos eran dolorosos al presionarlos firmemente. Los más comunes incluyen:

  • La parte trasera de la cabeza. 
  • La parte superior de los hombros. 
  • El tórax superior. 
  • Las caderas. 
  • Las rodillas. 
  • La parte más externa de los codos. 

Los puntos de activación ya no son el centro del diagnóstico para fibromialgia. En su lugar, los doctores pueden hacer un diagnóstico si el paciente reporta dolor diseminado en todo el cuerpo por más de tres meses y no tiene ninguna condición médica a la que pueda atribuírsele el dolor.

¿Qué causa la fibromialgia?

Los investigadores médicos y doctores no tienen claro qué causa la fibromialgia. Sin embargo, gracias a décadas de investigaciones están más cerca a entender los factores que pudieran trabajar juntos para causarlo. Estos incluyen:  

  • Infecciones: las enfermedades previas pueden activar la fibromialgia o hacer que los síntomas de esta condición empeoren. 
  • Genéticos: a menudo la fibromialgia se desarrolla en miembros de una misma familia. Los investigadores sostienen que ciertas mutaciones genéticas jueguen un papel importante en el rol de esta condición. Estos genes todavía no han sido identificados. 
  • Trauma: las personas que experimentan trauma físico o emocional pueden desarrollar fibromialgia. La condición se ha relacionado con desorden de estrés post-traumático. 
  • Estrés: así como el trauma, el estrés puede crear efectos que al ser de largo plazo el cuerpo se acostumbra a ellos por meses o años. El estrés se ha relacionado a problemas de desorden post-traumático. 

Los doctores tampoco logran entender completamente los factores que producen el que los pacientes experimenten dolor diseminado asociado a esta condición. Algunas teorías sugieren que el cerebro disminuye los límites de dolor. Lo que una vez no era doloroso, ahora, con el tiempo, se vuelve doloroso.

Otra teoría sugiere que los nervios receptores del cuerpo se vuelven más sensibles a la estimulación; esto significa que pueden sobre reaccionar a las señales de dolor y causar innecesario y exagerado dolor.

¿Qué medicamentos se usan para tratar la fibromialgia?

La meta del tratamiento de la fibromialgia es el de manejar el dolor y mejorar la calidad de vida. Esto a menudo se logra a través de un doble enfoque con autocuidado y medicación. Los medicamentos comunes para la fibromialgia incluyen:  

  • Medicamentos para el dolor: tales como Ibuprofeno, Acetaminofén, Tramadol.  
  • Antidepresivos: tales como Duloxetina y milnacipran, son usados en ocasiones para tartar la ansiedad o depresión asociada a fibromialgia. Estas medicinas pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. 
  • Drogas anticonvulsivas: la Gabapentina fue diseñada para tratar la epilepsia, pero puede ayudar a reducir los síntomas en personas con fibromialgia. También ha sido aprobado el uso de pregabalina para tartar la fibromialgia. 

¿Cuáles son los tratamientos naturales y de medicación alternativa para tratar la fibromialgia? 

En adición a los medicamentos, un plan de auto-cuidado puede ayudar a minimizar los síntomas de la fibromialgia. Los cambios en el estilo de vida y remedios alternos pueden reducir el dolor mientras te hacen sentir bien de manera general. Muchas de estas alternativas se enfocan en disminuir el estrés y reducir el dolor.

Estos incluyen:

  • Terapia física. 
  • Acupuntura. 
  • Meditación. 
  • Yoga. 
  • Ejercitarse regularmente. 
  • Dormir lo suficiente durante la noche. 
  • Terapia de masajes. 
  • Una dieta saludable y balanceada. 

La terapia puede potencialmente reducir el estrés que desencadena los síntomas y depresión asociados a este desorden. El grupo de terapias es a menudo la mejor opción y le da al paciente la oportunidad de conocer a otros que pasan por el mismo problema, alentándose mutuamente.

Comentarios aqui: