Tips para sentirte saciado, ¡¡ingiriendo menos calorías!!

Tan pronto tenemos el deseo de comenzar a cuidarnos con la alimentación, de las primeras que hacemos es cortar las porciones, hacienda que el consumo de calorías baje y por lo tanto sentimos hambre con más regularidad.

Supongo que al hacerlo te ha pasado porque a mí sí me pasó y cuando empecé a cuidar mi alimentación, regularmente sentía que mi cuerpo me pedía comida a cada rato y no entendía por qué.

En un momento llegué a pensar que era porque mi mente estaba tratando de confundirme para hacerme caer en la tentaciónr pero ¡NO!, no era nada de eso.

Lo más normal es que sientas hambre porque estás comiendo menos pero si te dijera que puedes prepararte para impedir comer en exceso porque vas a sentir sensación de estar lleno todo el día, ingiriiendo pocas calorías. ¡Increíble!, ¿No crees?

Pues bien, en el día de hoy te daré algunos consejos infalibles para que puedas cuidarte, comer bien y no tener hambre.

Tips para sentirte saciado

Debes comer más fibra

Los alimentos que son ricos en fibra necesitan que se mastiquen más, hacienda que tu cerebro trabaje más  y te sentirás saciado más tiempo. Además son ideales para impedir la hinchazón del estómago, el estreñimiento y los gases.

Añade a tu dieta lechugas, zanahorias, broccoli, espinacas, espárragos, remolachas, alcachofas y champiñones.  Además, puedes encontrar fibra en los frutos secos como almendras, nueces y pistachos. Y también en algunas frutas como la pera, manzana, mandarina y los arándanos.

Debes mantenerte hidratado

El agua, he dicho en muchas ocasiones, es el mejor aliado en la pérdida de peso. Además de que sus beneficios no tienen límites, si ingieres un vaso de agua antes de cada comida, te vas a sentir lleno, por lo que vas a comer menos.

Y si tomas agua durante toda la jornada, evitarás la ansiedad entre comidas porque tu estómago se va a sentir siempre lleno.

En muchas ocasiones las personas confundimos la sed con el hambre y esta es la razón por la que mantenernos hidratados es tan importante. Puede ser que en ocasiones tu cuerpo no te está pidoendo comida, sino hidratación.

Lleva contigo siempre una botella de agua. Cuando se termine siempre podrás llenarla o comprar otra y esto va a hacer que vayas creando el hábito más rápido y que tu cuerpo sienta que le hace falta agua cuando no la tomas.

Aumenta el consumo de alimentos compuestos por agua

Aunque parezca increíble, casi todas las frutas y vegetales están compuestos de agua, siempre busca frutas y vegetales de los que más te gusten y aumenta su consumo porque contienen pocas calorías.

Ojo, tampoco abuses, no olvides que debes buscar un punto medio en todo eso. Y algo muy importante es variar las que comes para que no te vayas a cansar de comerlas y luego, no vuelvas a comerlas porque ya les perdiste el deseo.

Proteína, proteína y más proteína

Nuestro organismo tarda muchísimo tiempo en metabolizarlas y digerirlas, porque lo que debe consumir muchas más calorías de las que tendría que usar para asimilar otros alimentos.

Algunos estudios científicos comprobaron que consumir proteínas te da una sensación de saciedad mayor que comer carbohidratos o grasas, y que para llevar una dieta baja en calorías es importante que te sientas lleno.

Las proteínas bien preparadas, asadas o al vapor, no solo te harán sentir saciedad por más tiempo sino que te ayudarán a perder kilos y no músculo. Así que podrás estar tranquila porque ya sabes que no disminuirá tu porcentaje de masa muscular.

¡Aeróbicos por favor!

Ha quedado demostrado que el ejercicio aeróbico tiene la capacidad de eludir las hormonas estimulantes del apetito.

Y si conocemos esto, ¿por qué no trotamos, bailamos más, o montamos más en bicicleta? Si te agrada hacer estas actividades, entiendo que ahora las disfrutarás más porque impiden tu apetito y quemas calorías.

Mi ejercicio recomendado

Todos los tips anteriores son excelentes y te van a ayudar muchísimo pero me centraré en el último para recomendarte una rutina bastante sencilla de ejercicios aeróbicos que pueden hacer en la casa, para que ya no hayan más excusas.

Con este rápido ejercicio  y práctica puedes doblar los resultados y aparte de divertirte, vas a quemar mucha grasa.

Si te cansaste de hacer siempre las mismas rutinas, no hay de que preocuparse, prueba saltando la cuerda y te garantizo que te sentirás super bien al hacer este  ejercicio.

No pierdas más más tiempo, empieza a saltar cuerda y concéntrate en ejercitarte para quemar grasa.