¿Tienes problemas para adelgazar? ¡Lee esto!

¡Me siento mal, estancada y no puedo bajar de peso!

Esta una de las frases que más se escuchan y es muy frecuente sobre todo en aquellas personas que les gusta hacer ejercicio. O quizás te has preguntado, ¿Por qué pude adelgazar pero aún tengo demasiada grasa en el vientre?

Generalmente esto sucede porque has perdido bastante músculo y poca grasa. ¡Atención a esto! Adelgazar no es perder peso, es bajar la acumulación de grasa.

Quizás estás pasando por alto ciertos factores que influyen en el estancamiento de tu peso, y te estás sintiendo horriblemente frustrada. Pero para casi todo en la vida existe solución, y esta situación no va a ser la excepción. Continúa leyendo si te sientes identificada con esta situación, te tengo una solución que te va a gustar.

Existe la casualidad de que estés ingiriendo poca o nada de proteína, la falta de proteína hace que tu organismo no trabaje a toda capacidad para quemar calorías. Algunas personas compran comidas con 9 gramos de proteína por porción, y si no tienes tiempo y debes reemplazar una comida, debes hacerlo con una comida que tenga al menos 20 gramos de proteína por porción.

Si te encuentras en déficit calórico para adelgazar y sostener tus músculos, debes subir la ingesta proteica, de esta manera tus medidas bajarán significativamente y tus músculos van a hacer que tu cuerpo se vea esbelto y tonificado.

No nos gusta recomendar que sustituyas comidas por suplementos dietarios, jamás un suplemento de esos hará la misma función de una comida principal. Lo mejor es usarlo como complemento.

Una excelente elección para complementar una comida principal, en la que no había suficiente cantidad de proteína es agregar una cucharada de tu proteína de preferencia en agua, con muchas verduras, o también la puedes tomar entre las comidas principals. Esto hará que tu gasto calórico sea elevado.

El no ingerir proteínas luegode hacer ejercicio, hará que sea mucho muy lento el proceso de adelgazar. Cuando estás entrenando, los músculo pierden aminoácidos, esto significa que es muy importante ingerir un producto anticatabólico (que no permita que pierdas músculo), o por lo menos ingerir 0.5 gramos de proteína por kilogramo de peso luego de entrenar.

Si no realizas ejercicios cardiovasculares de alta intensidad, estás estancando el proceso. Los ejercicios cardiovasculares son una de las maneras más efectivas que hay para activar la resistencia y quemar grasa. Al mismo tiempo mejora la respuesta del cuerpo para oxidar la glucosa y el tejido adiposo.

Por otro lado, en ocasiones anteriores he hablado del gravísimo error de no comer a horas y de ayunar por  periodos largos de tiempo. Tres comidas al día no dan abasto para un rendimiento óptimo del organismo, esto causa un bajón en el metabolismo y hace que tu cuerpo use las proteínas de los músculos como fuente de energía.

Dejar de comer seguramente hará que tu peso marque algunas libras o gramos perdidos, pero la realidad es que son menos libras de músculo y más libras de grasa, como estuve explicando al inicio del artículo.

Quizás como mujer te estás preguntando ¿tomar suficiente proteína y hacer ejercicio harán que me vea como si fuera un hombre? La respuesta es ¡NO!

Nunca el cuerpo de una mujer tendrá la misma producción de testosterona que el de un hombre, alimentarte bien, tomar proteína y hacer ejercicio, solo hará que tus músculos se tonifiquen y tu cuerpo se vea armonioso y esbelto, consiguiendo una figura femenina y atlética.

En el proceso de adelgazar, no vale hacer ciertas cosas bien y otras no, pues los resultados no llegarán o por lo menos no como es tu deseo o visualizas.

No olvides que lo ideal es que al final de la jornada llegues con un déficit calórico. Esto quiere decir que en la noche cuando vayas a la cama, hayas consumido más calorías que las que te comiste durante todo el día. Por eso, las comidas del día, en especial el desayuno, son muy sagradas. Recuerda en el desayuno ingerir hidratos de carbono complejos que aporten la suficiente energía para sostenerte durante el día, combinado con proteína y fibra que es mucho mejor.

No se te debe olvidar que tienes que incluir en tu plan de alimentación más vegetales, sobre todo los verdes, porque los vegetales verdes aparte de tener un contenido alto en fibra, van a ayudar a que tu metabolismo y digestion sea mejor y la quema de grasa se va a activar con mayor efectividad.

Por ultimo, debes tener presente que, aunque ciertos alimentos sean bajos en grasas no significa que sean saludables, algunas veces estos alimentos están llenos de sodio y aditivos químicos que pueden sustituir los azúcares y las grasas que has suprimido. Debes estar consciente de lo que comes en cada momento y lo que te aportan estos alimentos. No olvides que lo importante es la calidad y no la cantidad.