No creerás lo que hace este artista para retornarle la femeneidad a muchas mujeres

January 26, 2018  —  By

Tatuajes para mujeres que han batallado con un cáncer de mama. Artistas devuelven la autoestima a estas mujeres tatuándoles aureolas y pezones…

Luego de un cáncer de mama y para que mujeres eleven su autoestima, hay tatuadores ofreciéndose a tatuar aureolas y pezones gratuitamente a toda aquella que lo necesite.

Como sabemos, el cáncer de mama deja secuelas. Un impacto emocional, psicológico, y, por supuesto, físico.

La mastectomía obliga a la mujer a asumir un nuevo cuerpo y unas heridas que cuesta asimilar. Porque perder los senos donde se extirpa el pezón y la areola es un hecho que muchas deben afrontar.

Proyectos como “Tatuaje solidario cáncer de mama” dan a estas mujeres el poder recobrar la femeneidad.

Ser mujer y restaurar la autoestima por un tatuaje bastante especial.

Más allá de si nos agrada o no un tatuaje, muchas historias revelan cómo un tatuaje puede ayudar en casos como el que explicaremos.

Lucía M. superó un cáncer de mama hace poco. Luego se sometió a una reconstrucción.

Al recontruir los senos existe un aspecto complejo con mala respuesta: los pezones.

Normalmente se practica una “coloración”. Una técnica similar a un tatuaje que, se lleva a cabo en muy pocos centros hospitalarios, pero no es permanente.

Jero Velasco, un tatuador de Collado Villalba (Madrid), hace años lanzó su proyecto en redes sociales: ofrecer sus servicios y su centro para tatuar “pezones” gratuitamente.

Gracias a él, Lucía M. tiene dos preciosos senos.

Un tatuaje bastante especial

Las mujeres que han pasado por una mastectomía saben que no es un cualquier tatuaje. Es parte de la femeneidad de la mujer.

Para una mujer, perder uno o los dos senos es algo muy delicado y traumático.
Jero Soriano lo sabe bien y por eso cuida al máximo la mezcla de los colores.

Utiliza tonos marrones y anaranjados para conformar la textura del pezón y de la areola para devolver la autoestima a estas mujeres.

No olvidemos que tras la reconstrucción de los senos, la mujer se encuentra con dos masas de carne que no parecen unos pechos auténticos.

En privado, la ausencia del pezón es foco de una baja autoestima para muchas mujeres.

Tatuadores y cirujanos

Es un trabajo en unión. Para recuperar por completo la imagen de un seno es necesario el trabajo de un cirujano y un tatuador.

Mientras este artista realiza su delicada tarea, es casi imposible no sensibilizarse por la historia personal de estas mujeres.

Como explica Jero Velasco, estos tatuajes se realizan en clínicas privadas y suelen tener un costo entre 300 y 400 euros por pecho. Un abuso.

Teniendo en cuenta la realidad de cada mujer, estos precios son exhorbitantes. Porque muchas ya han tenido que asumir el costo, por las pelucas.

Detalles como este tienen como finalidad devolver no solo la dignidad a la mujer. Perder los pechos y el cabello es como borrar de un plumazo lo que conforma la femeneidad.

Para nosotros, ideas solidarias como las de Jero Velasco nos llenan de alegría.

Comentarios aqui: