Sudoración nocturna: Causas que debes tener en cuenta

0

La sudoración nocturna no necesariamente significa que tienes alguna dolencia grave. Ahora bien, es necesario determinar el origen de esa sudoración, sobre todo, si es frecuente y no existe razón aparente. En ese caso hay que consultar con el médico para que te revise.

¿Qué significa sudoración nocturna?

La hiperhidrosis, que no es más que la sudoración excesiva, especialmente de manos y pies, es el término médico empleado para referirse a los sudores nocturnos. Esto puede llegar a preocupar a la persona afectada.

¿Cuándo la sudoración nocturna no es normal?

Sudar de noche será normal si la temperatura de tu habitación es alta. Si el ambiente en el que te encuentras no ha sufrido algún cambio, no es normal. Es decir, no hay razón para empapar de sudor tus sábanas o almohadas si no hace calor en la habitación. Entonces debes determinar la causa anormal de tu sudoración nocturna. Sin embargo, no necesariamente pienses que se trata de algo malo. Puede que estés incubando algún resfriado o una pequeña infección, o podría tratarse de un efecto recurrente en la menopausia.

¿Qué causa la sudoración nocturna?

A continuación, te presentamos 5 posibles causas:

1. Hipoglucemia
Los pacientes de diabetes tipo 1 suelen padecer frecuentes episodios de sudoración nocturna, pues la persona experimenta desequilibrio en los niveles de glucosa.

2. Efecto secundario de algunos medicamentos
Sudar mucho por las noches puede deberse a un efecto secundario de algún fármaco que estés tomando. De hecho, algunos tratamientos utilizados para controlar la ansiedad o la depresión pueden provocar la sudoración. Asimismo, los fármacos para tratar el dolor o la inflamación pueden causar este efecto.

3. Mala digestión o reflujo gástrico
Una mala digestión puede causar sudoración. Así como también comer demasiado o cenar muy pesado puede incluso darnos pesadillas o hacer que sudemos “frío”.

4. El hipertiroidismo
En el hipertiroidismo se aprecian los síntomas como el cansancio, el aumento de peso, insomnio, cabellos frágiles; palpitaciones cuando estamos en la cama, y, por supuesto, alteraciones en la temperatura corporal.

5. Linfoma de Hodgkin o no Hodgkin

Ya esto es algo más serio, pero no quiere decir que, por sudar de noche, ya tienes este tipo de cáncer. La sudoración puede ser un indicador de una enfermedad más grave, pero no entres en pánico. Además, el primer síntoma de la aparición de esta enfermedad es la inflamación de ganglios en la axila o la ingle.