Sorprendentes síntomas de nivel alto de azúcar en la sangre.

0

Una dieta alta en dulces, refrescos y almidones aumenta consistentemente los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede provocar síntomas imprevistos.

¿Por qué a algunas mujeres les crecen bigotes mientras que algunos hombres comienzan a llorar en las películas? Te sorprenderás al saber que estos rasgos vergonzosos son síntomas típicos de hiperglucemia.

El nivel alto de azúcar en la sangre es causado por una dieta alta en dulces, refrescos y almidones (panes, pastas, arroz, maíz, papas, etc.). Esta dieta aumenta constantemente los niveles de azúcar en la sangre, lo que a su vez requiere que el cuerpo secrete altos niveles de insulina para bajar el azúcar en la sangre.

Eventualmente, estas oleadas de insulina agotan las células del cuerpo y rechazan la entrada de la insulina. Esto se llama “resistencia a la insulina” y desencadena enzimas que causan que los hombres produzcan estrógeno en exceso, una hormona femenina, y mujeres que producen demasiada testosterona, una hormona masculina, que vienen como consecuencia de niveles altos de azúcar en la sangre.

Como resultado, el cuerpo y el cerebro de hombres y mujeres adquieren características del sexo opuesto. Las mujeres experimentan pérdida de cabello, más vello facial, una voz cada vez más profunda y pueden desarrollar síndrome de ovario poliquístico. A los hombres le crecen los “pechos” (ginecomastia) y se encuentran llorando más fácilmente.

Estas tendencias hormonales se pueden revertir a través de la terapia nutricional, el ejercicio y otros factores.

Un consejo práctico: si tienes sueño o deseas azúcar después de una comida, comiste demasiados alimentos con almidón.

Si tienes sueño después de una comida baja en carbohidratos, es posible que necesites apoyo específico para la resistencia a la insulina para así abordar los desequilibrios hormonales.

Síntomas de azúcar alta en la sangre.

¿Cómo sabes si tienes síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre? Observa si alguno de los síntomas a continuación describen lo que te sucede:

  • Azúcar en sangre en ayunas por encima de 100 mg/dl.
  • Fatiga después de las comidas.
  • Anhelar azúcar después de las comidas.
  • Hambre constante.
  • Exceso de grasa en el vientre, o una circunferencia de la cintura que es igual o mayor que la circunferencia de la cadera.
  • Micción frecuente.
  • Aumento de la sed.
  • Dificultad para perder peso.
  • Propenso al insomnia.
  • No te sientes descansado después de ocho horas de sueño.
  • Las mujeres presentan crecimiento del vello facial.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Adelgazamiento del cabello.
  • Los hombres presentan ginecomastia..
  • Desequilibrios hormonales en ambos sexos.

Riesgos de síntomas de azúcar alta en la sangre.

Los síntomas de azúcar alta en la sangre no son solo molestos. Conllevan riesgos significativos. Muchas personas con resistencia a la insulina desarrollan diabetes tipo 2, debido a una falla en el sistema regulador del azúcar en la sangre del cuerpo.

Los estudios han establecido vínculos claros entre la resistencia a la insulina y un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer, demencia y deterioro cognitivo leve.

EL DETERIORO DE LA FUNCIÓN CEREBRAL ES UNO DE LOS MUCHOS SÍNTOMAS DE HIPERGLUCEMIA.

La resistencia a la insulina también es un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca, trastornos autoinmunes e inflamatorios, enfermedad renal y otros trastornos de la salud. La resistencia a la insulina crea una inflamación crónica, que los investigadores encuentran cada vez más en la base de muchas enfermedades crónicas comunes en la actualidad.

¿Qué puedes hacer para equilibrar los niveles de azúcar en la sangre?

El primer y más importante paso es comenzar un plan de alimentación saludable. Específicamente, trata de limitar tu consumo de alimentos que causan síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre: dulces, refrescos y almidones (pan, pasta, arroz, maíz, papas, etc.).

Junto con una alimentación saludable, comienza a ejercitarte algunos días a la semana e inicia a tomar antioxidantes de alta calidad para ayudar a revertir las deficiencias de nutrientes.