Según estudio: “Demasiado tiempo frente a la pantalla, muy poca diversión para los niños”.

0

 

Los científicos y educadores están cada vez más preocupados por el hecho de que el uso constante de teléfonos móviles desde una edad temprana puede causar problemas.

París, Francia – Sólo uno de cada 20 niños en Estados Unidos cumple con las directrices sobre el sueño, el ejercicio y el tiempo frente a la pantalla, y casi un tercio están fuera de las recomendaciones para estos tres pilares de la salud, según un estudio publicado el jueves.

Conforme a la investigación, en promedio, los niños de ocho a once años pasaban 3.6 horas al día pegados a una pantalla de televisión, teléfono móvil, tableta o computadora, casi el doble del límite sugerido de dos horas.

La falta de sueño y el exceso de tiempo frente a las pantallas se relacionaron claramente con una disminución en las habilidades cognitivas, como la capacidad de lenguaje, la memoria y la realización de tareas, informaron en The Lancet Child & Adolescent Health.

 

“Encontramos que los niños que permanecen más de dos horas frente a una pantalla recreativa está relacionado con un desarrollo cognitivo deficiente”, señaló el autor principal Jeremy Walsh, investigador del Instituto de Investigación del Hospital Infantil del Este de Ontario.

“Sobre la base de nuestros hallazgos, los pediatras, padres, educadores y responsables políticos deben promover la limitación del tiempo de recreación en los dispositivos electrónicos y dar prioridad a las rutinas de sueño saludable durante la infancia y la adolescencia”.

Walsh y su equipo analizaron los datos, basados en cuestionarios detallados de 4,520 niños distribuidos en 20 lugares de Estados Unidos.

También examinaron a los niños en busca de seis tipos de habilidades cognitivas, ajustando los resultados de acuerdo al ingreso familiar, el desarrollo de la pubertad y otros factores que podrían afectar el rendimiento.

Los resultados se compararon con las directrices canadienses sobre las actividades de los niños durante las 24 horas del día.

Para el sueño y el ejercicio, las recomendaciones coinciden con las de la Organización Mundial de la Salud, pero Canadá es el primer país en proponer límites para el tiempo que se pasa frente a una pantalla retroiluminada.

Demasiado tiempo frente a una pantalla: Distracción en el aula

Casi el 30 por ciento de los niños no cumplieron ninguna de las recomendaciones, más del 40 por ciento cumplió sólo una, una cuarta parte cumplió dos y sólo el cinco por ciento cumplió con las tres.

La mitad de los niños dormían lo suficiente, el 37 por ciento permanecía dentro de los límites de tiempo recomendado frente a una pantalla y sólo el 18 por ciento cumplía con la recomendación de actividad física.

“Cuantas más recomendaciones individuales cumpla el niño, mejor será su cognición”, concluyó el estudio, señalando que el tiempo frente a una pantalla era el factor más importante.

En contraste con investigaciones anteriores, la falta de ejercicio no se correlacionó con un desempeño más deficiente en las pruebas de cognición.

Eduardo Esteban Bustamante, profesor asistente de la Facultad de Ciencias Aplicadas de la Salud de la Universidad de Illinois, quien no participó en el estudio, pero tiene una vasta experiencia en el tema, comentó:

“La fuerte relación entre el tiempo que se pasa mirando fijamente una pantalla y la función cerebral refleja potencialmente la interrupción del ciclo de recuperación del estrés necesario para el crecimiento de los niños”.

“Cada minuto que se pasa en las pantallas necesariamente desplaza un minuto del sueño”, concluyó.

Los científicos y educadores están cada vez más preocupados por el hecho de que el uso constante de los teléfonos móviles desde una edad temprana puede conducir a problemas que van desde la adicción hasta el trastorno de déficit de atención.

La gran mayoría de los profesores en una encuesta reciente dijo que los teléfonos inteligentes se habían convertido en una distracción en el aula, erosionando la capacidad de concentración de los estudiantes.

Francia insta a los padres a no permitir que los niños menores de tres años vean la televisión, y los pediatras estadounidenses también están a favor de una prohibición total del tiempo frente a la pantalla hasta al menos los 18 meses.

Como padre amoroso que eres, ¿estás dispuesto a cumplir con este reto?