¿Sabías que los endulzantes no son saludables? MIRA POR QUÉ.

0

Antes de empezar, quiero contarte una pequeña historia.

 

Hace unos 50 años, Pepsi Light apareció en el mercado como una opción para las personas que querían cuidar su cuerpo y a al mismo tiempo seguir tomando esa bebida.

Gracias a sus pocas calorías y su manera de ser endulzada, se tranformó en un hito en todo el mundo y desde ahí, son muchísimos los productos que se han amparados en los endulzantes artificiales para promocionar un agradable sabor dulce y sin calorías.

¿Qué tan malos pueden ser los endulzantes?

Con referencia a este tema han aparecido muchas hipótesis e investigaciones, y hoy vamos a aclarar la verdad del asunto. Vamos a descubrir por qué no son saludables para nuestro organismo y por qué deberíamos alejarnos de ellos inmediatamente.

Y su peligro no es solo porque causan cancer y tumores cerebrales   como quizás hayas escuchado, sino porque pueden afectar nuestro metabolismo a largo plazo.

Sí, es cierto que consumes menos calorías y continúas sintiendo el dulcesito en tus bebidas y comidas, truqueando a tu cuerpo por un instante, pero éste puede empezar a tener problemas para procesar los alimentos.

En un artículo acerca de los endulzantes artificiales, la BBC Mundo cuestionaba algo que creo es muy importante compartir contigo: Si los endulzantes artificiales tienen tantos años en el mercado, ¿por qué no ha podido frenar el problema de obesidad de muchos países?

¡Algo válido y cierto! ¿No crees?

También, agregan que aún hoy, los científicos no pueden demostrar si tiene efectos el hecho de que el cerebro reciba a través de la lengua un sabor dulce pero que nuestro organismo no reciba esa cantidad de azúcar que se registró anteriormente.

Si no se ha podido comprobar que ayudan a conservar estable y saludable nuestro peso, ¿para qué consumirlas? ¿Y consumimos bebidas con pocas calorías o sin ellas agua con rodajas de limón o pomelo, tés de hierbas diuréticas o plantas medicinales?

También he descubierto que los endulzantes artificiales pueden hacer que nuestro cuerpo tenga problemas para suprimir la grasa debido a que al ingerir estos productos puede causar resistencia a la insulina.

¡¿Qué estás esperando para decirles adiós de manera definitiva?! No aportan nada provechoso, incluso pueden causar adicción y alergias en la piel si no eres tolerante a alguna de ellas.

Sabemos que puede ser muy difícil dejar los viejos hábitos pero es importante que busquemos otras formas para endulzar las bebidas y las comidas, maneras naturales y saludables, como la miel de abejas, el néctar de coco y la miel de ágave.

Es importante mencionar que todo se debe manejar con moderación porque es azúcar, natural pero al fin y al cabo es azúcar.

¡Dile NO!

– Al Acesulfamo porque parece azúcar

– A los Ciclamatos porque se ha demostrado que ocasionan problemas de vejiga a los animales

– Al Aspartamo porque es 220 veces mucho más dulce que el azúcar

– A la Sacarina porque puede tener un sabor amargo con algunos líquidos

– A la Sucralosa porque es 600 veces más dulce que la sacarosa

– A la Stevia porque no genera beneficios a tu cuerpo

¡Dile no al azúcar artificial y refinada! ¡Dile sí a lo natural!

Una receta saludable y agradablemente natural

Si estás pensando que es muy cansón comer natural, ¡pues te equivocas! Es muy delicioso, por eso te invito a que prepares este desayuno. Si tienes hijos, seguro que a ellos también les va a gustar.

¿Les gustan los pancakes? ¡Seguro que sí!

Ingredientes

– ¼ de avena sin gluten

– ¼ de leche de almendras

– 2 cucharadas de la proteína de tu preferencia

– 2 claras de huevo

– 5 fresas

– Néctar de coco

Preparación

Coloca todos los ingredientes en la batidora, menos las fresas, y bate hasta que todos los ingredientes se mezclen perfectamente.

Luego en un sartén, deja caer la masa en forma de pancakes y voltea cuando esté lista. Vas repitiendo el proceso hasta que la mezcla se haya terminado.

Coloca los pancakes uno encima del otro, pica las fresas y colócalas en la parte de arriba. Déjales caer un poco de néctar de coco y listo para comer.

¿Viste lo fácil que es comer rico y sano?