Remedios para las venas varicosas

0

Remedios para las venas varicosas que te hará reunir la confianza necesaria para usar pantalones cortos. Esto puede ser difícil cuando tienes venas varicosas.

Las venas varicosas son venas que tienen paredes débiles o válvulas que funcionan mal y que hacen que la sangre se acumule en ciertas áreas, causando agrandamiento o protrusión de la vena.

Afecta tanto a hombres como a mujeres y por lo general ocurre debido a uno de los siguientes motivos:

  • Mantenerse de pie por largos períodos.
  • Exceso de peso.
  • Píldoras anticonceptivas.
  • Cambios hormonales durante el embarazo.
  • Estreñimiento.

Pueden causar dolor, cansancio, inquietud y sensación de ardor, hormigueo, palpitaciones o pesadez en las piernas. También pueden ser antiestéticas y causar que las personas experimenten baja autoestima.

Los tratamientos médicos y quirúrgicos están disponibles para tratar las venas varicosas, pero además de estos, hay algunos remedios caseros que pueden usarse para reducir su apariencia y malestar:

Vinagre de sidra de manzana.

El vinagre de sidra de manzana es una solución de limpieza natural que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y la circulación. Puede aplicarse directamente en el área y masajear suavemente. Esto se puede hacer antes de salir, durante la tarde, y por la mañana. La hinchazón disminuirá.

Modo de uso: aplicar tópicamente o puede agregar dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana a un vaso de agua y beber dos veces al día.

Pimienta de cayena. 

La pimienta de Cayena se considera un excelente tratamiento para las venas varicosas. Es rica en vitamina C y bioflavonoides. Ayuda a aumentar la circulación de la sangre y a disminuir el dolor de las venas que se hinchan.

Modo de empleo: agregue una cucharadita de pimienta de cayena en polvo en una taza de agua caliente y revuelva. Tomar tres veces al día durante un par de meses.

Aceite de oliva.

En las áreas con venas varicosas puede ayudar a aumentar la circulación sanguínea y reducir la inflamación y el dolor.

Modo de uso: Simplemente mezcle cantidades iguales de aceite de oliva y vitamina E, caliente, y masajee el área de las venas varicosas con la mezcla tibia durante unos minutos. Esto se puede hacer dos veces al día durante dos meses.

Ajo. 

El ajo puede ayudar a romper y eliminar toxinas del cuerpo, y también se le atribuye la reducción de la inflamación de las venas varicosas.

Modo de uso: Mezcle seis dientes de ajo cortados en rodajas; agregue al jugo de naranja (recién exprimido) y dos cucharadas de aceite de oliva. Después de dejar reposar la mezcla durante doce horas, revuelva bien y aplíquela en el área afectada.

Si bien los remedios caseros son un gran comienzo, es posible que no alivien las venas varicosas por completo. Si se encuentra en esa posición, busque un plan completo para la eliminación de venas varicosas consultando a su medico de cabecera.