Remedios caseros con el yogur para un aspecto radiante de la piel

 

¿Has oído hablar de las bondades del yogur para la piel? El yogur es un componente maravilloso para perfeccionar y cuidar nuestra piel de forma natural. Sus efectos increíbles en las células de la piel ayudan a regenerarla y a hacerla más bella en todos los aspectos posibles.

Este producto lácteo te carga de nutrientes como el ácido láctico, la vitamina B, calcio y zinc, y funcionan de manera individual, pero potente para algunos problemas de la piel que nos pueden dar el tono de la piel que siempre hemos deseado.

Lo mejor de utilizar yogur para nutrir la piel es que es algo que no solamente funciona para uno o dos problemas específicos, también afecta de manera positiva a nuestras células de la piel de diferentes maneras. Por ejemplo: aclara el tono de la piel, exfolia de forma eficaz, humecta naturalmente, minimiza las manchas, reduce imperfecciones y mucho más.

Esta ocasión vamos aumentando su poder nutritivo al combinar el yogur y otros productos útiles para la piel para hacer algunas soluciones orgánicas faciales poderosas.

Yogur para una piel sana

1) Yogur con avena: para exfoliar las células muertas de la piel.

La avena es un producto fantástico para exfoliar las células muertas de la piel y extraer todos los elementos tóxicos de forma natural.

También se usa para reducir el exceso de grasa y la suciedad de los poros, y, asimismo reducir los poros sobresalientes de una manera fácil.

Modo de empleo.

Incorpora 1 cucharadita de yogur y 1 cucharadita de harina de avena junto con 1 cucharadita de miel orgánica en un bol pequeño.

Limpie su rostro con agua o con un limpiador suave y aplica esta pasta gruesa en toda su cara.

Se deja durante 15 minutos y cuando tenga una sensación de firmeza, lave la cara con agua fría.

A continuación, secar con una toalla su cara mientras aplica unas gotas de aceite de oliva y masajee delicadamente.

2) Yogur con miel: reduce su tamaño y sana la piel.

La miel está cargada de nutrientes, antioxidantes y diversos compuestos sanadores que son muy útiles para el mejoramiento de las células de nuestra piel.

La miel funciona como un producto blanqueador natural que cuando se mezcla con el yogur limpia los poros al descamar ligeramente las células de manera muy eficaz.

¿Cómo lo puedes hacer?

Para hacer esta mascarilla para la cara, necesitas 1 cucharada de yogur sin azúcar, 1 cucharada de miel orgánica, un bol pequeño y una pizca de canela.

Combina todos los elementos en un bol y une uniformemente con un tenedor.

A continuación, limpia tu cara con agua, seca y unta la mascarilla en todo el rostro, excepto bajo los ojos.

Deje actuar por 10-15 minutos y luego lava con agua tibia o templada.

3) Yogur con cúrcuma: la piel se ve más brillante y saludable, libre de acné.

La cúrcuma está llena de propiedades anti-inflamatorias en combinación con compuestos antibacteriales, antisépticos y antioxidantes, que funcionan positivamente para conseguir una piel tersa y sin defectos.

Este simple elemento de la cocina funciona como un cosmético profesional para el cuidado de la piel desde la antigua y sirve para blanquear de manera natural al unirse con el yogur.

¿Cómo hacerlo?

Vas a tomar 1 cucharada de yogur natural junto con 1 cucharadita de cúrcuma orgánica, ½ cucharada de miel orgánica y unas gotas de lima fresca. Pon todo en un tazón y con un tenedor forma una pasta espesa.

Aplicar esta mascarilla en toda la cara, excepto en la zona de los ojos. Dejar actuar 15-20 minutos y luego lavar un poco de agua tibia.

4) Yogur con pepino: reduce las ojeras y los ojos hinchados.

El pepino contiene muchísimas propiedades beneficiosas para nuestra piel, por lo que, se considera uno de los mejores ingredientes para el cuidado de la célula de la piel de forma natural. El pepino tiene un poder mágico para suavizar el tono de la piel y reducir la decoloración en nuestro rostro.

También ayuda a borrar las ojeras, borrar las pecas, reducir los ojos hinchados, blanquea el color de la cara es normal, la eliminación de las quemaduras solares y apretar los poros muy bien.

Modo de uso

Tomar 1 cucharada de yogur griego simple con 1 cucharadita de pepino totalmente rallado (o hacer puré) y 1 cucharadita de miel cruda en un bol.

Únelos bien y aplícalo cuando consigas una masa espesa y suave. Luego de aplicar y masajear con movimientos suaves y circulares, déjelo secar sobre su cara durante 15-20 minutos. Retirar con agua tibia y seque con una toalla delicada.

 

5) Yogur con limón: unifica el tono de la piel y minimiza las manchas.

Los limones son ricos en vitamina C. El limón es un elemento clave en la cocina común que puede mejorar nuestro tono de la piel y resolver diversos problemas de la piel. El jugo de limón es rico en una variedad de nutrientes que nos aportan muchos beneficios a la belleza como aclarar la piel de la cara, curar el exceso de grasa y eliminar las manchas.

Este jugo de efecto beneficioso como un componente para el blanqueamiento natural que, cuando se mezcla con el yogur, puede deshacerse del vello facial no deseado. Usted puede agregar esta máscara a su régimen diario de cuidado de la piel.

Procedimiento

Tome 1 cucharada de yogur normal, medio limón y disolver todo en un bol. Espolvorear un poco de azúcar y batir todo continuamente, hasta que el azúcar se disuelva completamente.

Luego, aplica esta mascarilla en la cara limpia y déjala allí durante 15 minutos. enjuaga con abundante agua corriente y seca con una toalla suave.

6) Yogur con guineo: aumenta el flujo de sangre y nutre la piel.

La banana es una fruta sumamente favorable para embellecer tu piel, ya que está repleta de propiedades y nutrientes.

El plátano aumenta el flujo de sangre en la piel de la cara y alimenta las células mucho más que cualquier otra máscara costosa. El plátano renueva las células viejas y da a toda la superficie un aspecto totalmente nuevo cuando se mezcla con el yogur.

Procedimiento.

Tome ½ guineo maduro y páselo por la licuadora o procesador de alimentos. A continuación, coloque en un tazón y agregue 1 cucharada de yogur sin azúcar junto con 1 cucharadita de miel orgánica. Después de unirse bien, aplicar la máscara en la cara y el cuello. Espere 20 minutos y luego enjuague con agua normal.

Comentarios aqui: