Receta de mousse de tarta de queso y limón con galletas María.

0

Adoro la tarta de queso, me encanta el sabor a limón y puedo comer mousse para el desayuno, el almuerzo y la cena. Entonces, lo que quiero decir es que este postre fue hecho para mí, literalmente.

¿Podría haber un postre de primavera mejor? ¡En mi opinión, este es difícil de superar! ¡Son tres de mis ingredientes favoritos en un postre brillante, delicioso, rico y celestial!

Originalmente había probado otra receta de mousse de limón que pensé que me encantaría. El sabor era tan fresco y con sabor a limón, pero la textura no se parecía en nada a lo que yo pensaba debía ser una mousse. Era más una textura de crema batida caida con un poco más de densidad.

Así que por supuesto me puse a pensar en una que pudiera satisfacerme, con la textura de una mousse de limón perfecta, una que valiera la pena compartir pues, si no creyera que valió la pena el tiempo y los ingredientes, ¿Por qué debería valer la pena tu tiempo y esfuerzo?

Esta Mousse de Tarta de Queso de Limón es todo lo que esperaba que fuera entonces, aunque usa una crema de limón comprada en la tienda, si deseas puedes hacerla desde cero.

Estas tazas de mousse de tarta de queso y limón individuales serían perfectas para la Pascua y el Día de la Madre o para cualquier reunión. Y por supuesto también es un postre perfecto para un fin de semana.

Los hice hace unos cuantos días y ya estoy planificando la próxima ocasión en que volveré a hacerlos.

Esta mousse de tarta de queso y limón es un postre brillante, delicioso, rico y celestial perfecto para la primavera y el verano por su sabor y frescura, pero puedes degustarlo cuando se te antoje, no importa en qué estación del año te encuentres.

Mousse de Tarta de Queso y Limón.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo total: 30 minutos

Porciones: 8 -10 porciones

Calorías: 447 kcal

Ingredientes:

Para la corteza.

  • 3/4 taza de galletas María trituradas.
  • 2 cucharadas (26 g) de azúcar granulada.
  • 3 cucharadas (42 g) de mantequilla con sal, derretida.

Para la mousse de queso y limón.

  • 2 1/2 cucharadas de jugo de limón fresco.
  • 1 1/2 cucharadas de agua.
  • 1 1/2 cucharadita de polvo de gelatina sin sabor.
  • 1 1/2 tazas (355 ml) de crema espesa.
  • 1 taza (110 g) de azúcar en polvo, dividida.
  • Colorante de comida amarilla (opcional).
  • 12 oz (340 g) de queso crema, suavizado.
  • 1 (10 oz) tarro de crema de limón.
  • Crema batida azucarada, rodajas de limón, arándanos y menta para decorar (opcional).

Instrucciones:

En un tazón, mezcla las migas de galleta María y el azúcar. Vierte la mantequilla y revuelve hasta que esté uniformemente humedecido. Divide la mezcla entre 8 a 10 tazas de postre y presiona ligeramente en una capa uniforme; reserva aparte.

Vierte el jugo de limón y el agua en un tazón pequeño. Espolvorea la gelatina uniformemente sobre la parte superior, deja reposar durante 5 minutos. Mientras tanto, bate la crema espesa en un tazón mediano hasta que se formen picos suaves.

Agrega 1/3 de taza de azúcar en polvo, tinte con colorante de comida amarillo si lo deseas y bátelo hasta que se formen picos rígidos (pero no grumosos); sacude la crema de los batidores, no necesitas limpiarlos completamente para el siguiente paso.

En un tazón grande aparte, bate el queso crema hasta que quede suave y esponjoso. Mezcla la crema de limón y las restantes 2/3 tazas de azúcar en polvo en la mezcla de queso crema.

Da calor a la mezcla de gelatina en el microondas a alta potencia durante 30 segundos. Bate durante 1 minuto para disolver completamente la gelatina, luego dejar enfriar durante 3 minutos (no más o puede comenzar a solidificarse y luego podrías terminar con pequeños bultos en la mousse).

Mientras mueve la mezcla de queso crema con la batidora manual, vierte lentamente la mezcla de gelatina y mezcla hasta que esté bien combinada. Une de forma envolvente suavemente 1/3 de la mezcla de crema batida en la mezcla de queso crema, luego agrega la crema batida restante y une de forma envolvente suavemente hasta que se esté bien combinada.

Vierte la mezcla directamente o a través de una manga pastelera en las copas de postre sobre la capa de galletas. Cubre y refrigera 2 horas (o hasta 1 día por adelantado si lo deseas) para que se ponga firme la mezcla. Adorna según lo desees. Servir frío.