¿Quieres perder peso? Acelera tu metabolismo.

0

Estamos seguros que varias veces has escuchado hablar del metabolismo pero aún se te hace difícil saber con exactitud qué es.

 

El metabolismo lo conforman un grupo de procesos físicos y químicos de nuestro cuerpo que tienen relación con el gasto energético y otras funciones como la circulación, la temperature, la digestion o la respiración.

Si quieres perder peso, hoy te vamos a explicar por qué acelerarando el metabolismo te puede ayudar mucho más fácil, así como la forma de poder conseguirlo usando remedios sencillos y naturales.

La pérdida de peso y el metabolismo

El metabolismo basal se encarga de regular la quema de calorías de nuestro organismo. Esto quiere decir, que cuando no funciona de forma correcta nos puede hacer perder o ganar peso mucho más fácil, sin importar lo que comamos.

Estas son las razones por las que ves a ciertas personas que suben de peso comiendo muy poco, y otras siempre se mantienen delgadas comiendo grandes cantidades.

La mejor noticia es que muchos remedios y consejos naturales pueden ayudarnos a balancear el metabolismo sin afectar el resto de funciones de nuestro organismo.

Además, acelerar el metabolismo nos puede ayudar a prevenir enfermedades como diabetes o trastornos de tiroides.

¿Cómo puedo acelerar el metabolismo?

1. Bebe agua

Si, bebe agua. Este es un  hábito sencillo, que recomiendan todos los médicos y que nos cuesta tanto cumplir. Tomar agua es un acelerador excelente del metabolismo.

Toma tragos de agua pequeños y repetidos en el transcurso del día, desde que televantes, en ayunas, hasta cuando te vayas a acostar. Este buen hábito mantendrá nuestro cuerpo con un metabolismo estable.

También, nos va a ayudar a eliminar toxinas y evitar que se nos acumulen líquidos.

Si se te hace difícil tomar agua, le puedes agregar un poco de jugo de limón, unas gotas de miel o estevia, y beberla fría o caliente según te guste. Mantén la botella a tu lado y así no se te olvidará.

2. Debes comer varias veces al día

La mayoría de nutricionistas recomiendan que se debe comer cantidades pequeñas pero varias veces al día.

Podemos realizar 5 comidas al día, utilizando alimentos saciantes y nutritivos, pero sin llenarnos demasiado.

Este tipo de comidas, más el agua que iremos tomando con el estómago vacío, van a mantenee nuestro metabolismo constante durante todo el día.

3. Descansa bien

Como en el día tenemos que mantenernos activos, ya en la noche llega el momento de descansar. El descanso en la noche, tiene que ser y de calidad.

Nuestro cuerpo sigue unos biorritmos, que son definidos por la luz solar y tan pronto anochece, debe comenzar a bajar la intensidad para volver a activarse con el nuevo día.

Si te despiertas con cansancio, deberías hacer prácticas de relajación o meditación antes de acostarte.

Aléjate de todos los aparatos electrónicos, porque alteran nuestro sistema nervioso y dificultan el descanso en la noche.

4. Evita el sedentarismo

El sedentarismo es el peor enemigo del metabolismo, porque sumerge al organismo en una continua pasividad. Las horas frente al televisor, horarios de oficina o el tiempo que pasamos frente a una computadora han agravado esta situación.

Ponte como meta pararte de la silla cada 30 o 40 minutos por varios minutos para hacer cualquier diligencia o realizar algunos estiramientos. O para ir al baño.

Te puede parecer algo insignificante, pero esto se va a notar de manera positiva en nuestra salud y en nuestro metabolismo.

Tampoco olvidemos realizar ejercicios de intensidad media o alta al menos dos o tres veces por semana.

5. Condimenta con especias

Las especias son excelentes activadoras del metabolismo de forma natural. Te recomendamos consumir a diario las siguientes:

Jengibre: Digestivo, estimulante y diurético, excelente para condimentar pescados, carnes y pescados, así como limonadas y batidos.

Canela: La canela es digestivo, estimulante afrodisíaca y favorece la circulación.

Pimienta de cayena: Un gran remedio para estimular el organismo, ya que favorece la producción de jugos gástricos y quemar más calorías.

Se debe comenzar a consumirla poco a poco para que no nos irrite el tracto digestivo.