¿Quieres desintoxicar tu cuerpo? Prueba estas sopas detox.

0

Las cremas y las sopas son el método nuevo que te ayudarán a eliminar esas libras demás.

 

¿Has oído hablar de las sopas detox? El término viene del ¨souping¨, donde se trata de hacer una depuración en el cuerpo únicamente con caldos o cremas a base de vegetales. Estas cremas se preparan con alimentos que ayudan a botar toxinas y limpiar el organismo.

Algo importante, aportan los nutrientes necesarios, tienen mucha fibra y sacian el apetito. Inclúyelas  despacio en tu alimentación para que el cuerpo no padezca un cambio muy fuerte con efectos secundarios.

Si quieres mejorar la digestión, controlar tu peso y acelerar el metabolismo, las sopas detox son la mejor opción.

Chequea estas recetas:

1. Crema de verduras

Las verduras verdes refuerzan el sistema inmunitario y desintoxican el organismo.

Ingredientes: 1 vara de apio, espinacas (45 g), 5 dientes de ajo (25 g), 2 ramas de brocoli, 1 cucharada de aceite de oliva (15 g), 1 tazón de agua (250 ml).

Preparación

Pon a calentar el agua.

Luego lava las espinacas sin tallo y añádelas.

Pica la vara de apio y agrégala.

Pica el ajo y agrégalo.

Bate bien la mezcla y agrega el aceite de oliva.

Finalmente, sirve a tu gusto.

2. Gazpacho

El gazpacho es muy popular que contiene vitaminas A, E y C, gracias al tomate. Nos protege de infecciones virales, es nutritivo y bajo en calorías. Su alto contenido de fibra acelera el metabolismo.

Ingredientes: Tomates (1 k), 1 cebolla pequeña, ½ pimiento verde, ½ pepino, aceite de oliva (15 g), 1 diente de ajo (5 g), 1 cucharada de sal marina (15 g) y 1 litro de agua.

Preparación

Pele los tomates, quite las semillas y póngalos a cocer en el litro de agua.

Lave y pique el pimiento, el pepino, la cebolla y el diente de ajo.

Ponga los tomates en la licuadora y agregue todos los ingredientes.

Bata durante unos minutos, si queda muy espesa agregue un poco de agua.

Para terminar, agrega el aceite de oliva y la sal.

3. Crema de remolacha

Las remolachas tienen betaína, un nutriente que ayuda a proteger las células. Combaten la inflamación, mejoran la circulación y protegen los órganos internos.

Ingredientes:1 paquete de remolachas (250 g), 1 papa pequeña, Aceite de oliva (15 g), 1 ajo, hoja de laurel, 750 ml de agua, sal y pimienta al gusto.

Preparación

Lave y pele las remolachas, la papa, el ajo y la cebolla.

Después,  agrega el agua con el ajo y el laurel en una olla.

Luego, agrega el resto de los ingredientes.

Tapa la cacerola y deja a fuego lento hasta que se cocinen bien.

Cuando se estén cocinando, agrega sal y pimienta.

Para terminar, disfruta este delicioso platillo.

4. Crema de zanahorias

La zanahoria es muy rica en betacaroteno. Este pigmento vegetal se deriva de la vitamina A, tiene propiedades antioxidantes, mejora la vision y ayuda en el crecimiento de células y huesos.

Ingredientes: zanahorias (500 g), aceite de oliva (15 g), 1 cebolla, ½ bulbo de hinojo (125 g),1 diente de ajo (5 g), 2 vasos con agua (400 ml)

Preparación

Corta el bulbo de hinojo en trozos pequeños.

Agregue el aceite de oliva en un sartén e coloque los trozos de hinojo para que se ablanden.

En otra olla agrega el agua y añade la zanahoria picada.

Luego, añade el ajo,  la cebolla picada y los trozos de hinojo.

Deja cocinar a fuego lento unos 30 minutos.

Para terminar, cuela la mezcla y come la crema.

Consejos

No tomar bebidas gaseosas porque inflaman el vientre.

Utiliza especias en vez de sal para condimentar tus platillos.

En cantidades pequeñas come 5 veces al día porque si dejas que tu organismo pase hambre, va a  realizar más esfuerzo para conseguir las proteínas.

Ejercita unos 30 minutos al día.

Bebe 2 litros de agua cada día.