Prueba este elixir de miel, limón y jengibre para la tos y el resfriado.

¿Buscas un remedio natural simple pero eficaz para el resfriado y la gripe? Tienes que probar este elixir de miel, limón y Jengibre que es tan fácil de hacer, y toda la familia puede usarlo. Puedes beberlo solo o echar un poco en una taza de agua caliente en forma de té.

La miel, el limón y el jengibre son tres de los remedios naturales más potentes contra el resfriado y la gripe.

Miel.

Cuando se trata de dolores de garganta y tos, la miel cruda es mi primera elección. Es fantástica para calmar la garganta y mejorar la tos.

En un studio realizado en el Penn State College of Medicine, los investigadores encontraron que en los niños con infección de las vías respiratorias superiores, la miel reducía la tos nocturna y mejoraba la calidad del sueño mejor que la medicina para la tos sin receta.

Bastante sorprendente, ¿verdad? Bueno, eso no es todo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan la miel como un remedio natural para la tos.

Además, la miel tiene componentes antisépticos y antibacterianos que pueden ayudar a combatir el resfriado y la gripe, así como también otros problemas de salud.

Limón.

El limón y la miel son el dúo perfecto cuando se trata de remedios para el resfriado y la gripe. Tanto la miel como el limón ayudan a calmar el dolor de garganta y ayudan al cuerpo a combatir las infecciones.

El jugo de limón contiene vitamina C, que puede ayudar a acortar la duración de un resfriado y antioxidantes que ayudan a aumentar la inmunidad.

Jengibre.

El jengibre es bien conocido como un remedio natural para las náuseas y los vómitos, que puede ser útil para la gripe estomacal. También tiene propiedades antiinflamatorias para calmar los dolores de garganta y sus propiedades antibacterianas ayudan a combatir las infecciones.

Cómo hacer este elixir de miel, limón y jengibre.

Es bastante fácil hacer este elixir. Trata de que todos los ingredientes que vayas a usar sean orgánicos y que la miel sea cruda para mejores beneficios y resultados.

La vida útil de este elixir es de un par de meses, ya que la miel actúa como un conservante natural.

Puedes tomar 1-2 cucharadas cada vez, una vez que el elixir haya reposado durante 12 horas. Guárdalo en el refrigerador y usa según sea necesario.

Ingredientes 

  1. 2 limones medianos
  2. 1/4 taza de raíz fresca de jengibre
  3. 1 taza de miel cruda
  4. Menta al gusto (opcional)

Instrucciones

Lavar los limones, secar y cortar en rodajas finas. Cortar la raíz de jengibre en rodajas o rallar. En una jarra o frasco, agregar las rodajas de limón y la raíz de jengibre, alternando en capas. Completar con miel cruda hasta que el frasco esté lleno. Cúbralo y guárdelo en el refrigerador. Puedes agregar unas hojitas de menta para darle un toque fresco si deseas.

Según sea necesario, agregue 1-2 cucharadas de elixir de miel, limón y jengibre en una taza de agua tibia. Revuelve bien y disfrutar.

Comentarios aqui: