PLANTAS PARA AYUDARTE A BOTAR EL MOCO Y LA FLEMA DE TU GARGANTA Y PULMONES.

0

El resfriado y otras infecciones de vías respiratorias altas se acompañan muy a menudo de flema; y aunque esta no supone un problema de salud grave, si no se trata a tiempo, puede llegar a obstruir e incluso a irritar los bronquios y, a la vez, causar infección respiratoria secundaria.

La presencia de flema suele estar indicada por una necesidad constante de limpiar la garganta, tos constante, secreción nasal, dificultad para respirar, sensación de debilidad y, en algunos casos, fiebre. La flema tiende a congestionar el pecho y la garganta y por lo general es expulsada a través de la tos.

La flema contiene las bacterias, virus o células inflamatorias producidas como respuesta a una infección. Además de infecciones como el resfriado común, la gripe y la bronquitis, la flema puede ser causada por una reacción alérgica a irritantes como el asma y la fiebre del heno, las cuerdas vocales dañadas, y el fumar en exceso.

Tratar la flema puede ser increíblemente frustrante y aparentemente un esfuerzo sin fin. Pero existen remedios caseros naturales eficaces que trabajan de forma rápido y sin causar efectos secundarios. Veamos algunos.

1. VAPOR: La inhalación de vapores es la mejor y más simple manera de librarse de la flema. La inhalación de estos vapores ayuda a mantener la flema en forma líquida en los conductos nasales haciéndoles más fácil de eliminar.

Para hacerlo vierta un poco de agua hirviendo en un tazón grande. Sostenga una toalla sobre su cabeza e inhale el vapor por 5 a 10 minutos evitando siempre estar demasiado cerca de los vapores para no sufrir quemaduras. Esto ayudará a aflojar las secreciones en los pulmones. Puede usar este remedio simple varias veces al día.

2. AGUA SALADA: Hacer gárgaras con agua salada tibia es otra manera fácil de ayudar a deshacerse de la flema. Mientras que el agua tibia ayuda a calmar la garganta irritada, la sal ayuda a destruir las bacterias que pueden estar causando la infección y por lo tanto reducir la producción de flema.

Para esto mezcle 1/4 cucharadita de sal en un vaso de agua tibia, y haga gárgaras con esta mezcla. Repita este remedio varias veces al día.

3. JUGO DE LIMÓN: El limón es un excelente ingrediente para aflojar el moco y la flema. Además, la propiedad antibacteriana del limón y el alto contenido de vitamina C mejoran la resistencia del cuerpo a las infecciones.

Para hacerlo añada dos cucharaditas de jugo de limón y una cucharada de miel a un vaso de agua caliente. Beba esto al menos tres veces al día para calmar su garganta y reducir la producción de flema.

Otra opción sencilla es cortar una rodaja de limón, espolvorear un poco de sal y pimienta en él y luego chupar la rodaja de limón. Ayudará a eliminar la flema de su garganta. Haga esto dos o tres veces al día.

4. JENGIBRE: El jengibre es un descongestionante natural y se ha utilizado para combatir las infecciones de la garganta y del tracto respiratorio durante siglos.

Además, las propiedades antivirales, antibacterianas y expectorantes presentes en el jengibre suavizan la congestión en la garganta y el pecho para ayudarle a respirar más fácilmente.

Para hacerlo añadir una cucharada de jengibre fresco en rodajas a una taza de agua hirviendo. Dejar reposar durante unos minutos y luego añadir dos cucharaditas de miel. Beber este té de jengibre varias veces durante el día.

5. CÚRCUMA: La cúrcuma tiene fuertes propiedades antisépticas que ayudan a reducir la flema al matar las bacterias que causan la producción excesiva de moco. Además, la cúrcuma ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Para esto agregue una cucharadita de cúrcuma a un vaso de leche caliente. Beber la mitad por la mañana y la otra mitad antes de ir a la cama.

Otra forma es agregar media cucharadita de cúrcuma a un vaso de agua y beberlo dos o tres veces al día.

También se puede añadir una cucharada de cúrcuma y una pizca de sal a un vaso de agua caliente y usarlo para hacer gárgaras varias veces al día.

Gracias por tomarse el tiempo para leer este artículo. Si usó esta información, compártala con sus amigos y familiares. Su apoyo en nuestro esfuerzo por compartir

La información gratuita sería muy apreciada. Si nunca hace un comentario, al menos dígame HOLA y sabré que me ha leído. Si también le gusta la receta, comparta la publicación en su muro y la podrá ver cuando lo desee.