Perrito sobrevive a los incendios de California y espera por sus dueños un mes en su casa destruida

0

Cuando sus amados humanos al fin lograron regresar, Madison los estaba esperando mientras cuidaba lo que había quedado de su hogar.

California ha sido atacada durante estos meses por los peores incendios en su historia, no solo ha dejado a cientos y cientos de personas con sus hogares destruidos, sino que también ha separado a muchas familias.

Incendios en California han separado a cientos de familias

Los incendios son imprevistos, no informan con anticipación que atacarán un hogar. Por tanto, las familias solo tienen dos minutos para escapar e intentar salvar ciertas cosas de sus casas.

[Eran novios en preescolar, pero 20 años después… ¡Wow! ¡Qué linda historia de amor!] 

Habitualmente, las cosas pasan tan veloz que las familias no son capaces de salvar a sus mascotas. Como fue el caso de Andrea Gaylord, de Paradise, quien no consiguió sacar sus dos pastores rubios, Madison y Miguel, antes de que pudiera evacuar su casa.

El incendio se produjo el 25 de noviembre. Después de eso, a Shayla Sullivan, una amante de las mascotas de Brownville, California, se le permitió ingresar a la zona devastada para buscar mascotas perdidas, mientras que la orden de evacuación aún se aplicaba.

Otro rescatista ya había encontrado a Miguel, así que Sullivan siguió buscando a Madison.

Shayla, esta noble mujer, dejó comida y agua alrededor de los restos carbonizados de la casa de Gaylord. Luego impregnó algo del olor de Miguel en algo de ropa y la puso en el sitio, imaginando que el olor del perro atraería a Madison a su casa.

Si bien era poco probable, Andrea tenía la esperanza de que su perro hubiera sobrevivido los incendios y que conseguiría hallarlo cuando la urgencia pasase.

Finalmente, lo halló. Absolutamente nadie sabe bien de qué manera lo hizo, mas Madison sobrevivió a los incendios de California sin un rasguño. Además, no solo eso, sino que consiguió regresar a su casa a esperar pacientemente y con todo el amor del mundo a sus dueños.

Cuando se levantó la evacuación y Gaylord, Sullivan y Miguel fueron a la casa para verificar: efectivamente, encontraron a Madison sentado allí esperándolos en su casa.

… O mejor dicho, a lo que acostumbraba ser su casa. Pues del hogar de los Gaylord no quedó nada, solo escombros. Nadie podía imaginar que hace pocos días ahí había una casa.

Madison estuvo ahí un mes entero, cuidando pacientemente lo que quedaba de su hogar y aguardando a que sus dueños volviesen por él.

“Imagina la fidelidad de soportar las peores circunstancias y estar ahí, aguardando. Fue muy emocionante”.