Perdió su hijo en 2015 y mientras se casaba llego alguien a su boda que la hizo romper en llanto.

0

Un hijo es el tesoro más preciado para cualquier padre o madre. Después de haberlo creado producto del amor entre la pareja, los hijos se convierten en el nuevo centro de atención. Ahora saben que deben cuidarlo, protegerlo, y ayudarlo a crecer.

Es un trabajo que cuesta mucho en sentido físico y económico, pero que al final vale la pena. Es por esta razón que, cuando una madre o padre deben ver a su hijo morir, es una perdida insoportable.

Ningún padre piensa que su hijo terminará su vida primero que ellos; esto es algo que nadie lo espera. Sin embargo, en ocasiones suele ocurrir y los padres quedan destrizados. Lo cierto es que no hay experiencia tan dolorosa como la pérdida de un hijo.

Esto fue exactamente lo que debió vivir Becky Turney. En el año 2015, su hijo Triston sufrió un terrible accidente mientras todavía estaba en preparatoria.

Producto del accidente, Triston perdió la vida, su madre estaba destrozada. Sin embargo, a pesar de su dolor, decidió cumplir el deseo de su hijo, volverse donante de órganos. De esta manera, podría evitar que otros perdieran la vida cuando había medios para salvarla.

Recibe el consuelo necesitado

Luego de la muerte de su hijo, Becky Turney conoció a un hombre muy especial. Su nombre es Kelly Turner. Él le ayudó a superar la muerte de su hijo y siempre le brindó todas sus atenciones.

Esto hizo que entre la pareja surgiera el amor y decidieran casarse poco después. Sin duda, Turner se convirtió en un verdadero apoyo para la Becky.

Por fin llegó el tan esperado día de la boda. El novio sabía lo importante que era su hijo para Becky y lo cercano que eran. Entonces, él quería encontrar la manera de sorprenderla y hacerla sentir cerca de él aquel día. Fue así como puso en marcha su plan.

Después de haber concluido la ceremonia, Becky le dijo a Turner lo importante que era su hijo para ella. También le expresó que le hubiera gustado que estuviera presente en aquel día tan importante.

De hecho, en su ramo de flores llevaba un rosario y una fotografía de su hijo fallecido. Así, podría sentirlo mucho más cerca, aunque no estuviera presente en la boda.

Fue ahora cuando Turner le dio una grata sorpresa a quien ahora es su esposa. Entre los invitados de la boda se encontraba Jacob Kilby. Este muchacho era uno de los que se había beneficiado de las donaciones de Triston.

En su pecho lleva latiendo el corazón que una vez latió en el pecho de Triston. Esto era lo menos que podía hacer Turner para demostrarle a Becky que para él su hijo también era muy importante.

Un momento muy conmovedor

Al saber que se iban a casar, Jacob quiso regalarle un grato momento a la Becky al lado del corazón de su hijo. Por este sencillo gesto, la mujer estaba profundamente enternecida. Cuando alcanzó a verlo, no pudo hacer más que abrazarlo y comenzar a llorar. Luego, con la ayuda de un estetoscopio escuchó los latidos del corazón de su hijo.

Este fue un momento muy hermoso y conmovedor para todos, especialmente para la madre. Pareciera como si un angel le hubiera hecho el más hermoso regalo del mundo. De hecho, en la boda había una silla que tenía el siguiente mensaje:

“Estoy en el cielo en tu boda, así que ¿Qué haría? Bajar a la tierra para estar a tu lado. Solo debes guardarme un lugar, una silla vacía. Puede que no me veas, pero te aseguro que allí estaré”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here