Oración para un dia de prosperidad y fortaleza

0

¿Qué es la oración?

La oración es emoción y sentimiento, palabras vivas que expresan todo tu amor, todo tu ser, todo lo que eres y que se elevan en ofrenda de fe  confianza al Dios que te ama, que amas, y quien te ha dado y te dará todo, toda la vida, toda la salud, todas las cosas buenas que si necesitas, y que proveerá felicidad, paz y alegría en medio de la adversidad, calma en medio del dolor, sabiduría en medio del conflicto.

La oración es el  camino, el puente, para establecer una comunicación plena de confianza en Dios. El te ha demostrado que está pendiente de ti, ahora tu parte es creerle, y mostrarle tu entrega y fe hablándole con tus palabras, alabándole, exaltándolo por lo que El es y será por siempre, y también pidiéndole, así es, pidiéndole lo que necesitas.

Una oración que no pide a Dios, es una oración incompleta. La biblia lo dice: El primer paso para recibir algo de Dios es creer en El y creer firmemente que el da, concede, envía, hace realidad las sabias y buenas peticiones de quienes le buscan.

Y sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que es galardonador de los que le buscan  Hebreos 11; 6

Lee, ora y comparte esta bella y poderosa oración.

Dios mío, amado amigo, Padre Santo, Rey Soberano, reina en mi vida este día, protege con tu dulce amor a mi familia. Llena nuestros corazones de amor, paz, armonía y sabiduría. Que nos tratemos con amabilidad, que se acaben las palabras duras que lastiman nuestra alma. Que se olviden las rencillas y que reine en cada corazón la calma de tu presencia bella y poderosa.

Que los enemigos huyan, que nuestro hogar no sea tocado por ningún mal, que paren los chismes, las calumnias, que aquellos que nos miran mal, reconozcan que estamos protegidos por los ángeles que has enviado tú y que los enemigos se arrepientan y te reconozcan como Dios.

oración
La oración te lleva a un encuentro con Dios

Provéenos hoy el pan, que no falte el trabajo, las ganas de luchar, la creatividad, que aumente nuestro deseo de salir adelante y triunfar a pesar de todo obstáculo, en contra de toda maldad que pretenda levantarse en nuestra contra.

Porque sabemos que por tu gracia y tu amor, nada nos puede derrotar, estamos llenos de tu Espíritu. Tu mano nos cuida, y nos cuidará, porque tu eres para siempre nuestro pastor nada nos faltará,

Amén

( Cortesía de Hermes Alberto Carvajal)