No Le Creyeron Que Tenía Cáncer. Cuando Volvió Embarazada Al Hospital Su Cuerpo Ya Estaba Destruido

0

¡Hola Amante de las historias! Cuando acudimos a alguna consulta médica, en el 90% de los casos le damos credibilidad a lo que indican los doctores ¡Y exactamente ese fue el error que llevó a esta chica a morir!

Sus familiares quisieron compartir su historia para que otras personas estén alertas ¡Acompáñanos hasta el final para conocer todos los detalles y Comparte la información!

¡Este médico le dio un diagnóstico insignificante, después sucedió lo peor!

La protagonista de esta historia es Nicole Yarran, una mujer de 32 años madre soltera de dos niñas… Un día, después de haber cumplido con su rutina de costumbre, comenzó a sentir una gran debilidad que nunca había experimentado.

En ese momento lo atribuyó al cansancio de la vida cotidiana y comenzó a alimentarse mejor »para ver si la situación mejoraba». Poco a poco se empezó a dar cuenta que los malestares eran cada vez más frecuentes y peores ¡Y por la preocupación, decidió ir al médico!

Al llegar a su consulta médica le planteó al doctor que estaba teniendo »muchas náuseas, pérdida de apetito e hinchazón». Él dio la orden para que se le realizaran diversos exámenes y cuando llegaron los resultados su diagnóstico fue que ella tenía »Síndrome del Intestino Irritable».

Cuando ella recibió dicha respuesta se sorprendió y no le fue »tan» convincente. Sin embargo, prefirió confiar en el especialista en salud y siguió las indicaciones del tratamiento que él le dio.

Lamentablemente, luego de dos semanas ingiriendo diversos fármacos la situación no mejoró. Por eso decidió ir a otro doctor, pero realmente esta vez fue peor que la anterior: el médico no le hizo exámenes y determinó que ella era »celíaca» ¡La única recomendación que le dio fue mejorar sus hábitos alimenticios!

Al mes siguiente de eso, ella confirmó la noticia de que estaba embarazada y a partir de entonces, comenzó a acudir a los hospitales para los chequeos rutinarios de cualquier mujer en estado…

¡Fue en una radiografía que se vio lo que cambió su vida!
Nicole tenía alojado entre su hígado e intestinos, 8 tumores del tamaño de una pelota de golf cada uno.

Al poco tiempo después de eso, sus visitas al médico se hicieron más constante y estando embarazada, diagnosticaron que estaba padeciendo »un cáncer al recto con metástasis». Para ese momento la enfermedad ya estaba muy avanzanda y aunque se sometió a diversos tratamientos para luchar por su vida, los resultados no eran positivos.

Con mucha valentía ella estaba totalmente dispuesta a seguir viviendo y lo demostró porque alcanzó ver nacer a su tercera hijita y se encargó de brindarle una excelente crianza por un par de año junto con las hermanitas. Sin embargo, llegó tal punto en el que no pudo más y sus ojos se cerraron para siempre.

¡A sus 35 años de edad, Nicole falleció en muy mal estado durante su última hospitalización!

Hoy en día, sus familiares la recuerdan con mucho cariño y se sienten muy afectados por el hecho de que todo pudo haber sido distinto si ella hubiese recibido un diagnóstico acertado a tiempo.

La madre de Nicole y la nueva encargada de velar por la vida de las niñas, quiso compartir su experiencia familiar para que muchas personas estén al tanto de lo importante que es asistir a buenos profesionales en caso de »simples malestares».

En ocasiones, pequeños errores médicos pueden literalmente »costar la vida de alguien» ¡Vale la pena reflexionar!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here