No estaba muerto, estaba … vivito y coleando.

0

 

Un hombre muerto conmociona a la familia al regresar a casa dos meses después de su funeral.

Una familia quedó atónita cuando un hombre, por el cual habían estado de luto, apareció en su casa dos meses después de su funeral.

Irónicamente, la sobrina de Aigali Supugaliev ‘casi se desmayó de un ataque al corazón’ cuando vio a su tío ‘muerto’, vivo y sano.

El 9 de julio se denunció la desaparición de este hombre de 63 años en su casa de Tomarly (Kazajstán).

Dos meses después, una prueba de ADN en un cadáver en descomposición cerca de su casa encontró una probabilidad del 99,92% de que fuera el Sr. Supugaliev, la mayor probabilidad que la prueba podía dar.

De hecho, sin decírselo a su familia, el hombre desaparecido había aceptado un trabajo de cuatro meses en una granja lejana.

Después de que sus familiares celebraron un funeral y enterraron los restos, regresó a casa. En la foto aparece posando más tarde con su lápida.

 

Su hermano Esengali Supugaliev dijo: “Cuando Aigali regresó a casa con vida y sano, mi hija Saule, al ver a su tío “muerto”, casi se muere de un ataque al corazón.

El análisis de ADN había confirmado que se trataba de mi hermano. Creímos en los resultados y realizamos todos los ritos funerarios y conmemorativos. “Gasté mucho dinero en ello, pero no se trata del dinero”, agregó.

En la prueba de ADN que se le realizó al cuerpo, se utilizó los recortes de uñas del hombre muerto, según informes locales.

Akmaral Zhubatyrova, el científico que realizó la prueba dijo: “Es imposible afirmar inequívocamente que se trata del cuerpo de una persona, basándose únicamente en los resultados del examen de ADN. No debemos olvidarnos del 0,08% restante”, aclaró.