Niño de la calle quiere venderle flores a un turista y su respuesta le da la vuelta al mundo

0

Entre tantos comentarios y noticias negativas tanto en la tele como en las redes sociales, enterarte de un gesto de compasión y amor es un suspiro que nos induce a volver a creer en la humanidad.

Lo que más llama la atención es que estos buenos actos aparecen de la nada, pero es eso lo que los hace especiales y poderosos; sobre todo, cuando se dirigen a personas que no conocen más que desgracias e infortunios en la vida.

Nuestra historia de trata de un chico muy pobre de Manila, Filipinas, que tuvo la suerte de coincidir con un extranjero al que le quería vender flores, pero en lugar de eso, el extranjero hizo algo por él que ahora se ha viralizado en las redes.

Ambos estaban en un centro comercial y cuando el joven ofreció flores al extranjero, este hizo algo más por él y fue a la tienda de calzado de Nike para comprar un par de zapatos para cubrir sus pies que parecían heridos de caminar descalzo.

El niño era libre de elegir el par de zapatos que más le gustaba; así que caminó por la tienda en busca de su calzado ideal y eligió un par muy cómodos y que le permitían correr fácilmente, además procuró que estuvieran en descuento.

Las expresiones del joven decían todo. Él estaba feliz y emocionado por sus zapatos. La gente lo acostumbraba a ver fuera del centro comercial vendiendo flores de jazmín o pidiendo monedas para comer.

El niño no podía esconder su felicidad cuando probó sus zapatos nuevos, aunque también le preocupaba que alguien los robara como es usual en los niños en sus condiciones. Niños que no tienen nada, pero que están a merced de la violencia.

Las fotografías fueron tomadas por el supervisor de la tienda, Ahyan Yerro, que estaba emocionado y admirado por la acción del extranjero, y publicó lo sucedió en sus redes sociales:

El dependiente de la tienda dijo: “Le dije al niño mientras buscaba su par de zapatos que los y que le diera las gracias al señor que los compró porque pocos han tenido una oportunidad como esta. Él niño respondió, sí, hermano mayor”.

Los clientes se admiraron antes tal gesto del extraño. Otro cliente no podía evitar las lágrimas al notar en el niño una expresión de alivio al caminar por primera vez con zapatos después de muchos años.

Aunque el extranjero agradeció a Ahyan Yerro por sus palabras, no estuvo de acuerdo en dar entrevistas y tampoco quiso que se hiciera público su nombre. Solo espera que se anima a más gente a hacer lo mismo con otros niños que lo necesitan.

Después de comprar los zapatos, ambos fueron a una tienda para comprar ropa nueva y luego fueron vistos en los comedores. El extranjero, no conforme con lo que había hecho, le compró todas las flores de jazmín también.

¡Más gente como él, por favor! Comparta su ejemplo. Dinos ¿Cómo ves la acción del extranjero?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here