Niño acosado invita a policía a su fiesta de cumpleaños, cuando llega ve que nadie más ha llegado

0

Parece que se ha generalizado la idea de que la policía no es capaz de hacer su trabajo sin ser demasiado agresiva y ni realizar sus funciones sin levantar controversia.

Oímos demasiadas veces que ha habido enfrentamientos entre policías y ciudadanos, y por eso, es importante conocer también historias como esta:

Por ello, vamos a darle a Austin Lynema y Thomas Daniel la atención que merecen.

Un 26 de febrero, cuando Daniel, de 9 años, corría hacia la parada del bus se creó este maravilloso vínculo entre ellos.

Daniel no sabía en ese momento que un oficial de policía lo estaba observando.

El oficial Lynema vio cómo el autobús de la escuela pasaba de largo delante del niño y no paraba para que Thomas lo tomara.

Al verlo, el policía le preguntó si necesitaba ayuda.

Thomas explicó al policía que su madre no podía pagar un auto para llevarlo a la escuela.

Por ello necesitaba tomar el autobús, por lo que el oficial le pidió permiso a su madre para llevarlo en su propio auto patrulla.

“Lo vi corriendo por la acera tratando de perseguir su autobús, estaba llorando.

Traté de detener su autobús escolar pero no fue posible”, dijo Lynema.

“Me comentó llorando que nunca había perdido un día de escuela. Y quería asegurarme de que podía ayudarle como fuera”.

Mientras lo llevaba a la escuela, Thomas me dijo que además, era un día especial, porque era el día de su cumpleaños.

Así que invitó al oficial a su fiesta de celebración, que sería ese mismo día después de la escuela.

En ese momento, fue cuando sucedió algo tremendamente conmovedor.

Thomas le confesó que él siempre sufría acoso en la escuela, y estaba preocupado porque pensando que probablemente nadie fuera a su fiesta de cumpleaños.

El oficial Lynema dejó a Thomas en la escuela y se aseguró de asistir a la celebración del de su cumpleaños más tarde.

El policía llegó a la fiesta de Thomas y tristemente era el único invitado que había aparecido, aparte de los hermanos de Thomas.

Ni un solo compañero de la escuela había acudido a la fiesta, y el oficial Lynema también vio que Thomas ni siquiera tenía un pastel de cumpleaños.

Al policía se le rompió el corazón, pero no podía permitir que Thomas celebrase su cumpleaños de esta forma.

Así que al día siguiente, el oficial y otros miembros del departamento de Policía de Grand

Rapids decidieron sorprenderle con una gran fiesta de cumpleaños que iba a recordar siempre.

El oficial Lynema y sus colegas del departamento de policiía sorprendieron a Thomas cuando bajaba del autobús escolar, con una nueva fiesta.

Traían además un pastel de donuts Krispy Kreme con un mensaje que decía “Feliz cumpleaños”.

Un grupo de personas estaba cantando y también había muchos regalos para él. Thomas no podía creerlo.

“Este es el mejor día de mi vida”, les dijo Thomas, según la página de Facebook del departamento de policía de Gran Rapids.

Había bolsas con el logo de la policía de Grand Rapids llenas de juguetes, camisetas y sombreros.

“La gente en la escuela se alegra por mí porque Austin … nunca decepciona a los niños, es un héroe”, dijo Thomas.

“Nunca olvidaré esto, lo tendré en mi corazón hasta el día que me muera”.

¡Gracias, oficial Austin Lynema! Realmente eres un héroe en esta comunidad y has marcado la diferencia en la vida de este pequeño.

¡Gracias por tu acción solidaria y por hacer un esfuerzo adicional!

¿Qué te parece la acción del policía? Comenta y comparte esta historia con tus [email protected]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here