Mujer solitaria pasa 69 años pensando que su bebé había muerto al nacer. Un día escucha una voz decir: ¨No estoy muerta¨

0

El mundo está avanzando a gran velocidad y la tecnología cada vez nos sorprende más, un claro ejemplo de ello son las pruebas genéticas, hoy en día las personas que fueron adoptadas en el pasado ya pueden localizar a su familia.

Existen muchos casos de éxito sobre las pruebas de genética, como el de Connie, una mujer que en 2017 pidió un kit de ADN. Debido a que fue adoptada no tenía idea quien era su madre biológica. En la actualidad Connie es una mujer mayor de 60 años y sabe que las posibilidades de que su madre se encuentre viva son muy pocas, pero a pesar de esto siempre ha querido saber quién es su verdadera madre, su verdadera familia.

Después de tener en sus manos los resultados de ADN, Connie logró localizar a un primo, las cosas se fueron facilitando para ella, hasta que finalmente el hombre le reveló quién era su tía, es decir, la verdadera madre de Connie.

Esta situación fue un impacto emocional para ambas mujeres.

Su madre era una solitaria anciana que se llamaba Genevieve Purinton, quien vivía en un centro para ancianos en Florida a 2.400 kilómetros de distancia de donde vivía Connie. Era una mujer de 88 años de edad y la única que quedaba viva de sus 8 hermanos ya que con el paso de los años todos habían muerto.

Ella no tenía hijos, ya que cuando era joven se había sometido a una histerectomía debido a un tumor, lo que le impidió volver a tener hijos para siempre.

Pero antes de someterse a la cirugía había dado a luz en 1949 a una niña que desafortunadamente ¨murió¨ durante el parto o al menos eso es lo que le habían dicho los médicos, aunque por lo visto eso fue una gran mentira. Cuando dio a luz, Genevieve tenía tan solo 18 años y no se había casado aún. Cuando pidió ver a su bebé le dijeron que había muerto al momento de nacer.

Jamás miró a su hija, así que tuvieron que pasar décadas para descubrir la verdad.

Después de enterarse que su madre estaba viva y conocer la historia, Connie viajó a Florida para encontrarse con ella y decirle “no estoy muerta” mientras le daba un gran abrazo.

Después de 69 años de pensar que su hija había muerto, por fin la mujer ha descubierto la verdad y ahora no está sola.

En el siguiente vídeo podrás ver el emotivo encuentro:

Pero para sorpresa de Genevieve, no solo tiene una hija sino también nietos y bisnietos. De la noche a la mañana ya tiene una gran familia después de pensar que estaba totalmente sola en el mundo.

Sin duda la vida está llena de sorpresas, esperamos que puedan aprovechar todo el tiempo posible y recuperar un poco de lo mucho que se perdieron juntas.

Comparte esta maravillosa con todos tus amigos.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here