Mujer con cáncer se casa en el hospital. 18 Horas después el esposo la mira a los ojos y se descompone.

0

La boda de Dave y Heather Mosher no fue la típica boda que todos esperan, o como las hacemos y festejamos en nuestros países de habla hispana.

Se conocieron en un curso de baile. Era el año 2015 y fue evidentemente amor a primera vista, como en las bellas novelas románticas. El 23 de diciembre de 2016 Dave le preguntó a Heather si quería ser su esposa mientras paseaban en un lindo carruaje. Súper romántico.

PAreja
Fuente:YouTube

La felicidad se mezclo con preocupación cuando, en el mismo día en que ellos se comprometieron, el médico le dio la noticia a heather que le habian encontrado una masa que pudiera ser cancerígena.

El macabro diagnostico llego cinco días después. La muestra tomada del cuerpo de Heather tenía las características de un cáncer agresivo e inusual. La situación se torno grave y triste.

La pareja había planeado casarse el 30 de diciembre de 2017, pero tras las noticias de su enfermedad no tenían más remedio que adelantar la boda.

¿Que harían? ¿Continuaban con sus planes de boda?  Claro, pero decidieron adelantar la boda ya que la habían planeado para el 30 de diciembre del 2017.

Y asi, entre familia y amigos y mucho amor, la boda se iba a celebró en la  habitación del hospital donde ya estaba Heather internada para su tratamiento, rodeada de familia y amigos, el 22 de diciembre, casi un año después de la propuesta de matrimonio.

Novia en cama de hosipotal
Su cuerpo estaba débil. Aun asi le pudieron poner su vestido de novia.

De hecho, su familia pensó que Heather estaba tan débil que no podrían ponerle su vestido de novia, pero, Heather quería verse como una novia real, con su bello vestido blanco, así que  pudieron ponerle el vestido para que lo portara orgullosa en el día que sería tanto el más bello como el más importante de su vida.

Con mucho esfuerzo Heather pudo balbucear los votos. Aun el mover sus labios era tan difícil por los estragos que ya el cáncer le había causado.

Esas serian  sus últimas palabras, tristemente, pero a la vez, sería un momento de alegría porque su familia, amigos, y sobre todo su esposo pudieron amarla tanto para apoyarla en este día tan importante.

”Fue un milagro”, cuenta Christina una de sus mejores amigas y fotógrafa.

”Ella  levantó sus brazos, sabiendo que iba a morir, estaba feliz, llena de gozo. No quería que fuera un momento de luto sino de alegría”.

”Todos lloraron”, contó Christina. ”Todos sabíamos que estos eran los últimos momentos para Heather”.

”Estaba muy bella, se veía y se sentía tan segura”, nos cuenta Dave.

”Yo la vi, en su enfermedad, la vi en su dolor, pero no se dio por vencida hasta casarse conmigo. Eso muestra lo increíble y maravilloso que puede ser el amor por una persona”.

EL ÚLTIMO ALIENTO

imagen de novia en boda.

A tan solo 18 horas de haber expresado sus votos matrimoniales, de dar el “Si, aceptó” Heather expiró y se marchó a una mejor vida.. Tenía 31 años.

El 30 de diciembre, el día que en que Dave y Heather tenían pensado casarse, se celebró el funeral en el templo de  Plantsville Congregational. Allí pensaban casarse, allí celebraron su vida.

”Para nosotros fue un día muy difícil”, recuerda su amiga Christina. ”El mundo ha perdido una persona maravillosa.”

Estos fueron días muy duros para todos los que lo vivieron, pero existe a la vez gozo en los corazones porque la historia de Heather ha rodeado el mundo y ha sido de bendición para millones y  demuestra cuánto amor y felicidad puede existir aun en medio del dolor y aun cuando se percibe el olor de la muerte. Los deseos de vivir te dan las fuerzas para cumplir con tus sueños.

Si esta historia ha tocado tu corazón. Compártela.