Mujer amable sostiene la puerta de restaurante, enseguida escucha comentario de anciana y actúa

0

Hoy en día vivimos en un mundo en donde la cortesía y los pequeños gestos de ayuda hacia los demás cada vez son más escasos, es por eso la importancia de ayudar a los demás para marcar una diferencia en este mundo.

Un pequeño gesto de una persona puede hacer gran diferencia en otra, cuando realizamos una noble acción a un completo desconocido, este usualmente llega a aceptarla con gran agradecimiento. En otras palabras, es bueno ser amable ya que esto puede traer consecuencias más grandes de las que te imaginas, como es el caso de Brooke Ochoa, una mujer de Louise, Texas, Estados Unidos.

Mientras Brooke caminaba hacia un restaurante para almorzar se dio cuenta que una mujer mayor se acercaba hacia ella. Al llegar al lugar sostuvo la puerta de manera educada para que entrara la anciana. Brooke jamás se imaginó que un comentario de la mujer desencadenaría algunos hechos que harían viral la situación.

Brooke y la anciana entraron al restaurante al mismo tiempo, dentro del lugar la mujer pidió una mesa para una sola persona.

En ese momento Brooke se dio cuneta que la mujer iba a cenar sola, es por eso que decidió acercarse y realizar otro acto de generosidad. La joven se acercó y dijo: “Yo también comeré sola ¿Le gustaría que cenáramos juntas?”

La mujer mayor llamada Dolores, accedió a la oferta de la joven y desde luego estaba muy feliz por esa acción. Las dos mujeres inmediatamente forjaron una nueva amistad y hablaron durante un buen rato.

Dolores le contó a Brooke que últimamente había tenido ciertas dificultades en la vida, al parecer había pasado los últimos diez años viviendo con su madre, pero desafortunadamente esta falleció, también había estado viviendo con su tía quien había sido ingresada a un asilo de ancianos. A raíz de esto, Brooke relató lo ocurrido en su cuenta de Facebook.

“Ha estado atravesando momentos muy duros en soledad”.

“Tuvimos una charla maravillosa, y ella sólo siguió sonriendo y diciendo ´gracias por escucharme´, lo que me hizo sonreír también. Sus palabras curaron mi corazón tanto como yo curé su soledad”.

Ambas mujeres se hicieron muy buenas amigas, disfrutaron de una gran conversación y desde ese momento decidieron almorzar juntas cada jueves.

Tiempo después Brooke informó en su cuenta de Facebook que Dolores había fallecido, fue una mujer muy especial, pero el hecho de que le alegrara su vida aunque sea un poco, fue aun más especial.

Todo lo que Brooke vivió y aprendió se debe simplemente a una conversación, esto demuestra que un simple gesto puede cambiar una vida. Ninguna de ellas sabían que Dolores tenía los días contados, pero gracias a la noble acción de Brooke fueron los mejores que pudo pasar.

Si todos fuéramos como Broke el mundo sería un lugar mejor ¿no crees?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here