Muere de tristeza “Nube Viajera”, la perrita que esperó en un aeropuerto por 30 días el regreso de su dueño, quien nunca volvió por ella.

0

El perro es definitivamente el mejor amigo del hombre. Y estas fieles mascotas demuestran su amor en toda occasion. Cuando los miras a los ojos, cuando jadean con su lengua al aire, cuando nos olfatean y cuando agitan su cola hasta más no poder al vernos.

Todas estas son muestras del amor y lealtad que acompañan a estas increíbles mascotas. Y el caso de “Nube Viajera” es justamente ese, el de una mascota que brindó su cariño y lealtad a un dueño que no le merecía.

Aproximadamente a los dos años de edad esta perrita de raza mestiza fue abandonada en el Aeropuerto Internacional de Palonegro en Bucaramanga, Colombia, en dónde se le veía deambulando por los pasillos durante un mes, en espera de que sus dueños retornaran a buscarla. Algo que nunca ocurrió.

A pesar de esto los empleados de la terminal la alimentaban y le ofrecían agua, siendo bautizada por estos con el nombre de “Nube Viajera”, pero la perra cayó en tal tristeza y depresión que se negaba a ingerir los alimentos que le ofrecían quedando sin fuerzas y postrada en el piso.

Los perros sí experimentan sentimientos.

Y es que según un artículo reciente de “Mic en asociación con GE”, “No solo los perros parecen amarnos, sino que realmente nos ven como su familia. Resulta que los perros dependen de los humanos más que de su propia especie para el afecto, la protección y todo lo demás “.

Los perros comprenden el mundo a través de sus narices. Entonces, los científicos de la Universidad de Emory realizaron un estudio de neuroimágenes sobre el procesamiento del olor en el cerebro de los perros. Entrenaron a los perros para que permanecieran quietos y así pudieran hacer una resonancia magnética de sus cerebros mientras les presentaban olores, tanto extraños como familiares.

Lo que encontraron fue que los centros de recompensa de los perros se iluminaron como fuegos artificiales cuando se les presentó el olor familiar de su dueño. Resulta que en el aluvión de olores que se presentan a diario, filtran y priorizan los olores de los humanos sobre todo.

Los perros son la única especie que cuando están asustados, preocupados o ansiosos corren hacia sus amos en busca de consuelo, al igual que los niños. También son las únicas especies que buscan contacto visual con los humanos.

Siempre hemos visto a los perros como una familia, pero ahora hay pruebas definitivas de que los perros también nos consideran a nosotros como su familia.

Y tal vez por esta razón es que “Nube Viajera” se sintió tan sola, deprimida y abandonada al no percibir más el olor que había adoptado como de su amo en tanto tiempo.

A pesar de que fue entregada por los funcionarios del aeropuerto a la Fundación Amiga de los Animales y la Naturaleza (FANAT), siendo recibida y examinada por el Doctor y representante de la fundación Alejandro Sotomonte Niño, este dijo que era muy probable se tratara de un abando pues los perros callejerosn tienen un instinto de supervivencia mayor que los domésticos.

Luego de 48 horas de haber sido trasladada del aeropuerto a las instalaciones de FANAT, y pese a que se le suministraron alimentos y medicamentos por vía endovenosa, debido a la profunda tisteza en que se había sumido, “Nube Viajera” falleció.

Resalta, el veterinario, que este no es el primer caso de abando de mascotas en aeropuerto que le había tocado ver, pero sí es uno que nos enternece el corazón a todos. La perrita fue bautizada con el nombre de “Nube Viajera” por los trabajadores del aeropuerto debido a las circunstancias que rodearon su corta y triste vida.