Mira las razones por las que un niño menor de 12 años no debe usar celulares ni tabletas

0

20 años atrás las personas no poseían teléfonos celulares. Muy pocos tenían computadoras en sus casas, y si tenían, usaban el “acceso telefónico dial-up”. Esto ciertamente tenía una ventaja, pues no podían usarlo si alguien necesitaba el teléfono, el cual estaba fijo, bien pegado a la pared.

El uso de teléfonos y tabletas no era una opción para la mayoría de las personas, y especialmente para los niños.

Con la explosión de computadoras, Internet y productos móviles, las ofertas de tecnología se convierten en una parte importante de nuestra vida diaria. Y, sobre todo, de nuestros hijos. Los niños de hoy rara vez se dan cuenta de que había un período en que los teléfonos inteligentes y otros equipos de telefonía móvil ciertamente no existían. Es más, hay algunos que permanecen así, desconectados de esta creciente comunidad cibernética.

LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS TELÉFONOS CELULARES Y TABLETAS EN LOS NIÑOS

Aunque hay recompensas por la tecnología, el uso regular de teléfonos y tabletas por parte de los niños puede causar una impresión perjudicial en su desarrollo y bienestar.

Es difícil decirle que NO a un niño que le ruega por un teléfono móvil personal como muchos de los niños en su colegio.

Existen muchas causas persuasivas por las que no debe permitir que sus hijos sean dueños de un celular.

¿Por qué un niño menor de 12 años no debería usar teléfonos celulares o tabletas?

Le cuento que, la tecnología puede resultar contraproducente. Esto es debido a que sumerge a los niños en un mundo digital que no tiene factores esenciales para el aprendizaje, el buen comportamiento y su desarrollo integral.

Además:

1- Potencial para la adicción.

La metodología fronto-estriada, que normalmente es el mismo proceso sensorial asociado con el deseo de los medicamentos recetados y los trastornos del comportamiento, como los juegos de azar.

Definitivamente, también está conectado con tipos particulares de medios de comunicación. Ofrecer a sus hijos acceso sin fin a Internet, medios de comunicación sociales sin filtro es algo que en verdad preocupa.

Por otro lado, los juegos de video que suelen jugar sus hijos al usar la tablet o celular, aumentan el riesgo de que su hijo padezca de estos problemas, junto con una adicción difícil de controlar por la tecnología.

2- Dificultades de aprendizaje

Emplear dispositivos móviles o tabletas significa acceder a múltiples variedades de entretenimiento al mismo tiempo. Esto hace que se desvíen fácilmente de su objetivo y desarrollen déficit de atención, deterioro de la memoria, la creatividad y la incapacidad de concentrarse en el trabajo que deben realizar.

3- Puede potenciar la agresión

De manera definitiva no es realmente fácil controlar qué tipo de medios masivos verán sus hijos, especialmente cuando tienen acceso a la Red a través de su dispositivo móvil donde quiera que estén, con o sin usted.

Esto abre una puerta a la vulnerabilidad al marketing violento, específicamente en juegos de video violentos y juegos online.

Se ha involucrado firmemente con comportamientos y pensamientos antisociales, conductas y actividades competitivas en extremo agresivas.

4- Conexiones públicas y ansiedad

La creciente dependencia de nuestros hijos de la tecnología está dañando definitivamente las habilidades sociales cara a cara.

Los mensajes de texto, aunque no lo crea, hacen mucho daño, pues afectan la forma de comunicarse, tanto en el lenguaje corporal como en el tono que usa el niño al hablar con los demás: el contacto, el tono y la expresión facial, así como la manera de entender los gestos de otras personas.

5- Exposición a la radiación

La cabeza de un niño es dos veces más capaz de absorber radiación, y la médula ósea absorbe diez veces la radiación que un adulto.

Aunque todavía no comprendemos todos los resultados de la radiación cuando utilizamos un teléfono móvil, entendemos que incrementa el riesgo de desarrollar tumores cerebrales y cánceres muy agresivos.

Se necesitará investigación adicional sobre la radiación inalámbrica y sus efectos secundarios en el desarrollo cerebral de los más pequeños.

6- Mejorar el riesgo de desarrollar obesidad

Más de unas pocas investigaciones han ilustrado la relación entre la aplicación de la tecnología y el aumento del IMC (Índice de Masa Corporal) en niños y adolescentes.

Esto es debido en gran parte al hecho de que mientras más horas pasan los niños con estos dispositivos, más tiempo pasan de manera sedentaria en lugar de involucrarse en actividades deportivas que podrían mantenerlo sanos.

7-Tensión ocular

El uso continuo de pantallas puede causar tensión en la visión tanto en adultos como en niños.

Mientras que los análisis adicionales deben completarse sobre el lapso que duran los niños con estos dispositivos y el daño a medida que envejecen.

Los síntomas como dolor de cabeza, dolor de ojos y visión borrosa son comunes.

8- Salud mental

El teléfono celular tiene un gran impacto negativo en la salud mental de nuestros niños.

Los niños ahora están expuestos a los medios de comunicación todos los días con mensajes sugerentes que indican cómo deben pensar, sentir, actuar y verse.

9- Disminuye la salud

Las investigaciones demuestran que la aplicación de multimedia y tecnología promueve el dolor entre niños y adolescentes, independientemente de la falta de ejercicio y la mala nutrición.

En general, mientras más niños usan y están expuestos a tecnología como teléfonos celulares y tabletas, más riesgo tienen de que su salud se vea comprometida.

De hecho, es más probable que desarrollen dolencias físicas, dificultades mentales y emocionales.

Es más probable que se enfermen, tengan dolor físico; sufran de depresión, fobias sociales y problemas de aprendizaje.

10- Usar estos dispositivos puede afectar la postura

A medida que los niños usan más y más sus teléfonos, computadoras personales y tabletas, observamos una degeneración en sus posturas.

Resulta que es mucho más probable que estos niños implementen posturas incómodas por mucho tiempo, provocando trastornos musculoesqueléticos.

Sin embargo, se necesitan más estudios que corroboren esta información.

11- Los niños que usan con frecuencia celulares y tablets, duermen mal

El uso extendido de teléfonos móviles o portátiles puede ser perjudicial para los niños, sobre todo, para los adolescentes. Estos últimos requieren dormir más horas que los adultos.

Aunque deben dormir de 8,5 a 10 horas cada noche, la mayoría duerme solo de 7,5 a 8,5 horas, y muchos duermen menos.

Utilizar teléfonos celulares y tablets antes de acostarse, interfiere en la calidad de su sueño. Incluso la tele podría interferir.

CÓMO COMBATIR LA ADICCIÓN DE LOS NIÑOS POR LOS DISPOSITIVOS ELECTRONICOS

Como puede observar, hay muchas razones por las que los niños no deberían utilizar ni teléfonos ni tabletas de forma frecuente.

A continuación, se presentan algunas recomendaciones. Tanto el padre como la madre pueden limitar su uso:

-Durante los meses de verano o vacaciones no permita estos dispositivos, incluyendo la tele y la PC. Limite lo más que pueda su uso.

Solo por una cantidad particular de horas cada vez, por ejemplo, de 9 a 10 am o 4 o 5 pm. Anime a sus hijos a dedicar ese tiempo a jugar afuera con usted, sus hermanos o sus amigos cercanos.

Establezca las reglas sobre la edad exacta en que usted permitirá que su hijo tenga un teléfono móvil, por ejemplo: hasta que estén en la secundaria, o hasta que obtengan su permiso de conducir.

-Si le permites a tu hijo utilizar dispositivos, adquiere un plan control. Su teléfono debe estar limitado al uso de datos. Tenga cuidado con el Wifi.

– Maneje las pautas sobre cuándo y dónde puede aplicar la tecnología en su hogar.

No deje dispositivos o tabletas en el stand en las horas de las comidas, lo que hace posible el diálogo y la máxima calidad del tiempo en familia. No lo deje comer mientras está usando el teléfono.

-Prohíba cualquier tipo de dispositivo al menos 30 minutos antes de la hora de acostarse (o esencialmente más tiempo). En su lugar, motívelos a dedicar ese tiempo a estudiar o a leer.

-Establecer limitaciones de tiempo en la televisión y el tiempo de Internet, por ejemplo:

Solo podrán disfrutar de dos programas de televisión o una película por noche, y cuando utilicen la PC o la tableta, solo se les permitirá entre 30 minutos y una hora.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here