Madre advierte que su recién nacida contrajo un virus mortal por un beso

0

 

Los padres de un bebé recién nacido que murió apenas ocho días después de su nacimiento en mayo de 2018 están advirtiendo a otros sobre los peligros potenciales de permitir que la familia y los amigos toquen y besen a los bebés. Abigail Rose Friend, quien dijo que su hija Aliza Rose nació sana, pero que más tarde contrajo el virus del herpes, probablemente por el beso de una persona infectada, la ha llevado a Facebook para compartir la tragedia de su familia.

Friend expresó en Facebook: “Nunca voy a dejar de compartir la desgarradora historia de nuestra dulce Aliza Rose”. Agregando: “Tenía 8 días cuando falleció. Nació una bebé feliz y saludable de casi 9 libras. Estaba sana durante un día y medio antes de que el virus HSV-1 se adhiriera a su columna vertebral y se comiera sus pulmones y cerebro”.

La madre advierte acerca de la “cruel” enfermedad parecida a la polio que dejó a su hija tetrapléjica

El VHS-1 típicamente causa herpes labial o pequeñas ampollas en la boca, los ojos o los labios, que pueden causar infecciones severas o incluso la muerte en los recién nacidos debido a la falta de desarrollo de su sistema inmunológico. Según el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, alrededor del 70 por ciento de los adultos estadounidenses están infectados con el VHS-1 y pueden diseminar el virus en su saliva en cualquier momento, incluso si no presentan síntomas. El virus se puede transmitir a los recién nacidos por contacto cercano con alguien que esté eliminando el HSV-1 o que tenga un brote activo.

Los recién nacidos infectados pueden experimentar primero fiebre baja, mala alimentación o ampollas en la piel. Los síntomas pueden aumentar rápidamente a fiebre alta, convulsiones o la muerte. El tratamiento para los recién nacidos infectados requiere hospitalización inmediata y 21 días de medicamentos antivirales, lo cual puede no prevenir la muerte o el daño cerebral.

El Departamento de Salud del Estado de Nueva York recomienda lavarse las manos antes de tocar a los recién nacidos y no permitir que las personas con herpes labial besen a los bebés.

Abigail Rose Friend dijo que le tomó meses antes de que pudiera hablar sobre la trágica muerte de su hija y que verla conectada a máquinas la había enfermado físicamente.

Friend, de 19 años, se hizo eco de ese consejo en su post, afirmando que “alguien la tocó sin lavarse las manos o la besó en la cara mientras era portadora del virus”.

“Por favor, ayúdenos a salvar más vidas de bebés compartiendo nuestra historia y NO besando bebés”, escribió. “LÁVATE LAS MANOS. NO BESES A LOS BEBÉS”.

Friend dijo que piensa en su hija todos los días y que espera que su tragedia pueda ayudar a concientizar a la gente sobre el cuidado del recién nacido. Dijo que no sabía lo del virus HSV-1 hasta que enfermó a su hija, provocándole la muerte.

“No quieres que algo así ocurra”, dijo, según The Sun. “Es horrible. Sólo quiero que la gente sea consciente de que esta es una amenaza muy real para los niños”.

Aliza fue retirada del soporte vital el 20 de mayo. Friend dijo que le tomó meses sentirse lista para compartir la historia de Aliza, y que mirar las fotos de su hija conectada a las máquinas la enfermó física y emocionalmente.