Los doctores están fuera de sí con un nacimiento que solo ocurre una vez cada 480 años

0

¡Nada emociona una familia más que la llegada de un nuevo bebé, a menos que sean varios! Alexandra Kinova, una joven de 23 años se emocionó mucho cuando confirmó que esperaba a su segundo bebé con su pareja, Antonin Kroscen; pero rápidamente todos se sorprenderían.

Estos jóvenes sabían que podían concebir gemelos, porque en ambas familias era común. Pero jamás imaginaron que no tendrían gemelos, ¡habría cuatro hijos en camino!

No habían asimilado muy bien la idea de tener 4 bebés cuando una ecografía informó al mes siguiente que esperaban cinco.

Los médicos encontraron una quinta cabeza en el ultrasonido y la madre no pudo detener su llanto de felicidad. Este estudio fue un poco confuso porque sólo mostró la cabeza y las piernas al azar. La pareja comenzó a esperar ansiosamente la llegada de su bebés, pero sin saber el sexo de los niños, ya que no se podía distinguir en la ecografía.

¿Qué tiene de especial estos quintillizos?

¡La probabilidad de que una pareja tenga de forma natural cinco o más hijos de un cantazo es de uno en 60 millones!

Alexandra conoce muy bien la importancia de la lactancia materna, y a pesar de que esperaba cinco bebés, dijo que pretendía amamantarlos a todos. Pero entendía que debía recurrir a las fórmulas infantiles.

El nacimiento de los bebés debió ser muy planificado. El hospital donde dio a luz tuvo que contratar el doble de doctores y parteras que, de costumbre, un total de unas cuarenta personas asistiendo a este parto especial.

¡El emocionado papá casi se pierde el nacimiento! La llegada de Antonin se pospuso, pues el tren de Antonin se retrasó, lo que le produjo el temor de que no

 

 fuera capaz de llegar a tiempo para la llegada de sus hijos. Lloró inconsolablemente.

A pesar del gran número de niños por nacer, el médico de cabecera informó que el parto se realizó sin problemas. La familia recibió feliz a cuatro niños saludables llamados Michael Alex, Deniel, Jordan y Martin, y a una niña pequeña llamada Tereza.

La llegada de los quintillizos no solo fue algo especial y emocionante para estos amorosos padres, sino también fue un día histórico la República Checa. Estos quintillizos habían sido los primeros en ser procreados en la nación. Según las estadísticas, casos como este no se han documentado realmente desde 1949, y que en la República Checa ocurre aproximadamente una vez cada 480 años.

Es común que muchos nacimientos lleven a complicaciones, pero estos quintillizos en particular tienen una oportunidad del 95% de crecer sin ningún problema médico.
Comparte esta historia con tus amigos y deséales que sean los próximos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here