Lo juzgaron por alzar en sus brazos a su hija de 6 años sin saber que no puede caminar

0

Emma Gehring fue diagnosticada con un tumor cerebral y desde entonces comenzó a recibir todo tipo de tratamientos. Ha sido una niña muy fuerte y siempre trata de enfrentar cada día con una sonrisa. A primera vista, muchos podrían creer que es una chica completamente saludable pero después de seis duras sesiones de quimioterapia se encuentra sumamente débil y no puede caminar sin la ayuda de sus padres o de una andadera.

Emma apenas tiene seis años

Justo antes de que Emma comenzara su séptimo ciclo de quimioterapia, la familia decidió tomarse un día para celebrar lo lejos que han llegado. Brent Gehring, su padre, explicó en un post de Facebook lo indignado que se sintió cuando lo que debía ser una linda jornada familiar fue interrumpida por un extraño que comenzó a gritarles y a juzgarles sin tener idea de lo que estaba sucediendo.

“Quiero compartir esta historia para recordar que no siempre sabemos todo lo que está pasando en la vida de una persona. No juzguemos a los demás”.

Como Emma tiene mucha dificultad para caminar, su padre la llevó en sus brazos hasta el restaurante pero un hombre que pasaba por allí no lo pensó dos veces y comenzó a gritarle que estaba siendo un terrible padre por alzar a una niña que ya estaba lo suficientemente grande como para caminar por sí misma.

“¿Qué rayos hacen? Haz que camine. Esa es la razón por la que los niños de hoy en día son así”.

Brent no podía creer que alguien se atreviera a realizar un comentario tan grosero sin pensar en todo lo que la familia estaba pasando. Su primer impulso fue rebajarse a su nivel y decirle que simplemente se metiera en sus propios asuntos, pero después lo pensó y decidió que lo mejor sería aconsejar y educar al hombre que no paraba de juzgarlos.

“Mi hija es la que ha estado cargando mis sueños y mi fe desde hace 5 años. Fue diagnosticada con un tumor cerebral. No puede caminar y yo estoy feliz de poder alzarla y ayudarla”.

El hombre quedó completamente atónito. Conversaron por unos minutos y comprendió la dura situación que estaban pasando. A pesar de que todo apuntaba a que terminarían discutiendo se despidieron muy conmovidos y felices de haber aclarado lo sucedido.

“No les diré el resto de la historia pero termina con dos hombres adultos con lágrimas en los ojos”.

Brent compartió lo sucedido a través de sus redes sociales y la historia no tardó en volverse viral. Muchos la han compartido para reflexionar sobre el grave que error que cometemos al juzgar a los demás.

Comparte esta historia para ayudar a difundir esta importante lección de vida.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here