Llora el perro guardián. Madre llama a la escuela y se sorprenden cuando revisan a su hija

0

Una historia conmovedora: un perro de alerta para diabéticos entrenado, es aclamado como un ángel guardián después de salvar la vida de una niña. Por inverosímil que parezca. Si bien estamos al tanto de que tales perros pueden intuir si los niveles de azúcar en la sangre de su dueño son demasiado altos o demasiado bajos, se dice que este perro percibió que su dueña estaba en peligro de muerte a 8 kilómetros de distancia.

Hero es un perro labrador muy especial. Es un can de alerta para diabéticos entrenado ex profeso para tal fin, y no cabe duda de que estuvo a la altura de su nombre y de la situación un día de invierno en diciembre de 2015. Su pequeña dueña, Sadie Brooks, de 5 años, tiene diabetes tipo 1 y síndrome de Down, lo que hace difícil para los padres determinar si ella está experimentando niveles inestables de azúcar en la sangre.

Por ello la tarea de Hero en este caso es crucial ya que una niña depende de su desempeño; de lo contrario, la salud de la pequeña Sadie puede estar en riesgo en cualquier momento y lugar.

Hero hace un excelente trabajo en el hogar y acompaña a Sadie la mayor parte del tiempo. Su deber es alertar a los padres cuando los niveles de azúcar en la sangre de la niña sean demasiado altos o demasiado bajos.

“Extenderé mis manos y le diré, ¿qué es? Él tocará con su pata mi mano izquierda si el nivel de azúcar es bajo, y olerá mi mano derecha cuando este alta”, dijo la madre de Sadie, Michelle, a KUTV.

“Cuando el nivel está bajo es más peligroso”, detalló. “Porque podría entrar en un coma diabético de inmediato, y podría morir, si se mantiene en ese nivel demasiado tiempo”.

Sin embargo, ninguna persona hubiese esperado que Hero fuera capaz de dar aviso cuando la pequeña a su cuidado se encontraba a un rango de distancia superior a los 8 km.

En diciembre de 2015, cuando Sadie se hallaba en la escuela Deerfield Elementary School en Cedar Hills, a más de 8 kilómetros de distancia de Hero, el perro comenzó a actuar raro en casa, lloriqueando constantemente y restregándose en las piernas de la madre de la niña.

“Normalmente es un perro muy tranquilo. Quejarse no está en su protocolo. Pero él sólo comenzó a lloriquear y no se detenía”, dijo la mamá de Sadie.

Hero actuó de forma tan poco habitual que Michelle decidió llamar a la escuela por si acaso.

Le pidió a la Sra. Kimberly Stoneman, maestra de Sadie, que revisara sus niveles de azúcar en la sangre. La Sra. Stoneman dijo que la lectura se veía bien cuando había verificado a la niña por la mañana.

Pero, “en menos de media hora bajó”. Sus números bajaron de 122 a 82, lo que era un riesgo mortal para Sadie.

En cuanto a los detalles de lo que sucedió después, no se tienen muchos. Pero, se puede inferir que la conducta de Hero pudo poner a la profesora en alerta máxima en ese momento decisivo.

El entrenador de Hero, Owens, señaló a los medios que estos perros tienen una habilidad especial para los olores. Pueden detectar un olor desde 1 a 2 millas (aproximadamente 1.6 a 3.2 km) de distancia. Pero no podía explicar cómo Hero pudo percibir la situación de Sadie a estando tan lejos como 8 kms.

“No puedo explicarlo”, dijo la mamá de Sadie. “Creo que es como la intuición de mi madre. Estos perros tienen habilidades y sentidos más allá de nuestra comprensión”.

“Estábamos nerviosos por hacer la historia ya que no queríamos dar la impresión de que todos los perros alertan a larga distancia. Ellos no lo hacen”, agregó.

El padre de la niña dijo: “Siempre he llamado a Sadie nuestro angelito, y creo que Hero es un angelito enviado a nuestras vidas para cuidarla”.

¿Qué te pareció esta historia? A nosotros nos ha conmovido. No olvides compartirlas con tus [email protected] y apoyarnos con un like si te gustó.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here