Llegaba a su casa con bolsas de dinero, la familia asombrada no lo sospechaba

0

Recientemente se ha dado a conocer la historia de la pequeña Addie Bryan, esta se ha esparcido rápidamente debido a que llegó a su casa con una gran cantidad de dinero en efectivo. Era tanto que sus padres no lo podían creer.

La pequeña Addie nació con una rara enfermedad ósea conocida como Síndrome de Larsen, la cual no le permite flexionar las piernas debido a que las tenía contorsionadas, debido a esto fue sometida a intensivos tratamientos desde pequeña, en el Hospital Infantil Scottish Rite, en Texas.

Aunque el pronóstico de los médicos no era positivo, gracias a la ayuda y motivación que recibió por parte de ellos, la pequeña pudo volver a caminar, correr y disfrutar de la vida a pesar de su condición.

Al sentirse agradecida por todo lo que hicieron en el hospital, la pequeña quiso retribuir de alguna manera. Cuando se acercada el día de su cumpleaños número ocho, no quiso cosas materiales.

Lo único que quería era recaudar dinero. Sus padres no sospechaban para que quería el dinero hasta que un día descubrieron su verdadera intención. Ella quería recaudar la mayor cantidad posible para realizar un donativo al hospital con la intención de poder ayudar a otros niños.

Al principio quería recaudar ocho mil dólares y aunque la cantidad era muy grande ella no se daría por vencida.

Addie tenía un cartel que decía: “Mi deseo de cumpleaños es recaudar $ 8,000 para mi hospital Texas Scottish Rite, con su ayuda, ahora puedo caminar, correr y jugar con mis amigos”.

Este noble gesto por parte de la pequeña se difundió a través de los medios de comunicación, por lo que se convirtió en una gran campaña que superó toda expectativa.

La revista People fue uno de los principales medios que dio a conocer la historia y promovió las donaciones en todo el país, gracias a esto y al noble corazón de las personas, Addie logró recaudar 19.500 dólares para el hospital.

Tiempo después de la donación, la Vicepresidenta de Desarrollo del Hospital, Stephanie Brigger, recibió una donación de 50.000 dólares por parte de un donante anónimo, al parecer se había motivado a hacerlo gracias a Addie.

El deseo de la pequeña logró hacerse realidad y el hospital recibió 70.000 dólares. Esta noble acción demuestra que los niños están llenos de amor, comprensión y valores, los cuales en cultivan en casa.

Desde luego que los padres de Addie están muy orgullosos por el enorme gesto de su hija, el cual le dio una gran lección al mundo al ayudar a muchos niños y darles una nueva esperanza de vida.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here