Le pidieron que se tapase mientras amamantaba a su bebé, y mira lo que hizo

0

A pesar de que la lactancia es algo muy natural y no debería impactar a nadie, aún hay muchos prejuicios en torno a amamantar en público.

El amamantar es un acto natural. La madre se conecta con su bebé tan profundamente que su bebé se vuelve una prioridad, a tal grado que no tiene vergüenza de amamantarlo en público. Por tanto, cuando su bebé llora porque tiene hambre, la madre no duda en alimentarlo, de forma espontánea. Mientras que muchas personas lo consideran algo normal, a otros aún les resulta incómodo.


En un restorán de Cabo San Lucas, Melanie Dudley, una madre de 34 años, pasaba un sosegado día junto a su familia. Cuando se dispuso a dar de comer a su bebé de cuatro meses, un mesero se aproximó para solicitarle que se tapara, por el hecho de que atentaba contra la calma de los demás.

[OTROS ESTÁN LEYENDO: Tom Selleck atribuye su buena vida a Jesucristo]

Indignada por la solicitud del hombre, Melanie decidió darle una lección que nunca olvidaría. Efectivamente, le hizo caso y se cubrió, mas lo que se tapó fue la cabeza. Un gesto bastante irónico que conmovió a todos los presentes y animó a otras mujeres a compartir sus experiencias.

Además de esto, dejó que las personas le tomaran fotografías y expusieran su caso en las redes sociales, para eludir que otras madres se sientan intimidadas. Miles de usuarios han expresado sus comentarios de apoyo y solidaridad, defendiendo sus derechos.