La mujer dejó a sus hijos tratando de encontrar a su marido y se enteró de que él traicionó a su familia

0

¿Qué esperamos del matrimonio? Cuando una persona se casa, lo hace con la esperanza de que esta unión sea para toda una vida y que nada interfiera con la alegría que proporciona el estar para siempre junto a tu alma gemela.

Sin embargo, eso no siempre sucede, a veces los sueños terminan en una terrible pesadilla.

A continuación, te presentamos el caso de Elizabeth, la única diferencia es que ella no permite que su vida sea destruida. La mujer decidió dejar todo en su tierra natal (México) para irse a vivir a los Estados Unidos en busca de información sobre su esposo.

Josmari Goyso, de un programa de televisión, la encontró contando su historia y además de darle un cambio de apariencia bien merecido hizo algo más, ayudó a reconstruir su autoestima.

Elizabeth trabajaba en el campo. Un día su esposo no respondió a sus llamadas y dejó de enviar dinero para los gastos de sus hijos y su hogar.

Fue entonces cuando tomó las riendas del caso y decidió ir a los Estados Unidos para buscar a su marido, pero cuando llegó, descubrió que él ya tenía una persona en su vida con quien la traicionó.

Como si el cruce de la frontera no fuera lo suficientemente fuerte, tuvo que enfrentar uno de sus momentos más difíciles.

“Ya no me atendía el teléfono y no envió más dinero, así que pensé que algo estaba mal”, dijo Elizabeth a la entrevista.

La mujer estaba convencida del engaño de su esposo aunque nunca lo vio con otra mujer. Al llegar a su casa todas las acciones de él indicaban que si había otra persona.

Eso la llevó a tomar la decisión que cambiaría su vida, lo abandonó en ese momento pues aparte de todo el engaño siempre fue violento y abusó de ella.

La mujer estaba convencida del engaño de su marido, aunque nunca lo vio con otra mujer. Cuando llegó a su casa, todas sus acciones demostraron que si había otra persona.

La difícil situación que tuvo que enfrentar la hizo cambiar drásticamente de vida. En ese momento decidió dejarlo, pues, de todas maneras, él siempre fue violento, la maltrataba verbal y físicamente.

“Cuando estábamos juntos gané mucho peso, y sus palabras fueron” nadie te amará, mira lo gorda que estás “y lo peor fue que pensé cada palabra y siempre me pegaron”, dice.

“En ese momento subí mucho de peso. Entonces recuerdo que me decía:” Nadie te amará nunca, mira cómo eres “y lo creí, y eso me hizo sentir mal”.

Elizabeth vivió esa mala vida porque tenía hijos a los que tenía que criar y mantener, pero por fortuna, encontró una nueva vida.

El cambio de Elizabeth dejó asombrada a toda la familia y a todos los espectadores porque se veía muy joven y llena de esperanza.

Muchas veces situaciones difíciles de manejar lastiman nuestra autoestima, Debemos confiar en Dios y dejar que él nos levante nuevamente, para avanzar y hacer que nuestra vida renazca de las cenizas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here