Hombre Sin Hogar De Tailandia Hace Algo Por Unos Gatitos Que Te Tocará El Corazón Y Te Provocará Abrazarlo

0

¡Hola Amante de las historias! Parece ”complicado” encontrarlas, pero la verdad es que sí existen personas de buen corazón capaces de ayudar a otros sin esperar algún beneficio de ello.

El protagonista de la historia que conocerás hoy siente un gran respeto y amor por los animales y por eso destina gran parte de sus pocos ingresos al cuidado de gatitos callejeros. Quédate hasta el final para que conozcas todos los detalles y Comparte la información con tus amigos.

¡Un hombre sin hogar cada día hace algo maravilloso por gatitos callejeros que lo acompañan!

Un día, una mujer llamada Katherine paseaba en una ciudad tailandesa cuando de regreso hacia su casa se encontró con un vendedor ambulante que no pudo ignorar porque el letrero que tenía llamaba mucho la atención…

Al detallar que el hombre vendía limones, se detuvo para prestar atención al cartel que decía decía: ”20 bahts (moneda tailandesa) por bolsa, las ganancias pagarán los gatos de comida de los gatos callejeros.” Sorprendida con el mensaje, ella se acercó al vendedor para conocer más de su historia y ”lo que hace por los gatitos”.

Loong es un hombre de 32 años que por diversas circunstancias, en la actualidad vive en las calles de Tailandia. A pesar de que él no cuenta con ”recursos” o ”bienes materiales”, siempre se ha considerado un hombre trabajador y por eso, aún en una situación complicada trabaja honradamente.

¡Un buen conocido de este hombre, se encarga de regalarle cada día varios kilos de limones y él los vende!
Aunque muchos pensarían que la mayoría de sus ingresos se destinan a su sustento ¡Pues están equivocados! La verdad es que Loong tiene como prioridad el cuidado de varios gatitos callejeros que conoce desde el momento que nacieron y lo han acompañado en muchas ocasiones.

Este humilde trabajador le contó a Katherine que desde su infancia él ha tenido un vínculo especial con los animales y por eso se encarga de ayudar a los gatitos callejeros sin intereses de por medio.

Encantada con la historia, Katherine colaboró con la causa y no dudo en llevar a su casa un par de kilos de limones. Después, dio a conocer la historia de este particular vendedor ambulante que con una pequeña acción, demuestra que es un hombre rico en buenos sentimientos y maravillosa voluntad.

¡Sin duda alguna vale la pena compartir estas historias que deberían convertirse en ejemplo para todos los seres humanos! Cuando la intención de ayudar es verdadera, las excusas son solo para los incapaces.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here