Hombre de 92 años de edad llama a la policía para denunciar un robo, pero cuando los oficiales de policía llegan se dan cuenta de la angustiosa situación dentro del hogar

0

Oficiales de policía junto con miembros de la comunidad se reunieron para ayudar a Louis C. Hicks, un residente de Austin y un veterano de la Segunda Guerra Mundial de 92 años de edad.

Las personas que viven una vida longeva se encuentran luchando contra un temido enemigo: la inflación. Una pensión o un cheque de la seguridad social pueden no ser suficientes para cubrir los costos del mantenimiento de una vida cómoda.

Recientemente, el veterano se encontró dependiendo de su estufa para mantenerse en calor durante el episodio glacial que golpeó a los Estados Unidos.

Cuando el Sr. Hicks descubrió que faltaban herramientas de su cobertizo, llamó a la policía para denunciar el robo. Al llegar a la casa del veterano, la policía encontró que el anciano dependía peligrosamente de una estufa de gas para mantenerse él y su hogar en calor.

La oficial Chastity Salazar analizó la escena para realizar el informe policial inicial. Ella regresaría poco después, pero no sería para hacer un seguimiento sobre el robo de las herramientas. Le trajo al Sr. Hicks un calentador gratis. Al enterarse de que el Sr. Hicks no tenía calefacción, Salazar informó a sus colegas de esto y todos contribuyeron para comprarle un calentador.

“Eso es lo que hacemos como oficiales de policía”, dijo Salazar en una entrevista con KVUE.”Me di cuenta de que estaba usando el horno. Sé que eso no es seguro, pues el gas tiene que estar encendido”.

Al final resultó que el veterano no tuvo que depender más de sí mismo para mantenerse en calor, pues recibió la inesperada ayuda de la policía. Tampoco se esperaba que la policía le ayudara de esa manera. Los acontecimientos se desarrollaron de una manera sorprendente.

Ni Salazar ni sus colegas tenían que hacer algo así. Simplemente lo hicieron gracias a la generosidad de sus corazones. Ahora, Louis C. Hicks puede mantenerse en calor de una forma más segura.

“Hay tantas cosas que he estado tratando de hacer desde los años 40. He estado pidiendo ayuda y ahora acaba de llegar. Dios es bueno.”

Decía el Sr. Hicks en referencia a todo lo sufrido en su vida durante su entrevista con KVUE.

Esta historia también calienta el corazón de todo aquél que la lee. ¡Contribuye a que los demás también sepan acerca de esta asombrosa historia tan humana! ¿Alguna vez has experimentado un acto de amabilidad por parte de algún oficial de policía? Nos encantaría escuchar tu historia, ¡así que cuéntanoslo!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here