HIJO DE FIDEL CASTRO COMETE SUICIDIO

February 1, 2018  —  By

El hijo del difunto líder revolucionario cubano Fidel Castro, Fidel Castro Díaz-Balart, se suicidó el jueves luego de haber sido tratado durante meses por depresión, informaron los medios estatales cubanos. “Díaz-Balart, que había sido atendido por un grupo de médicos durante varios meses debido a un estado de profunda depresión, se suicidó esta mañana”, dijo el sitio web Cubadebate. Castro Junior, de 68 años, también conocido como “Fidelito” por lo mucho que se parecía a su padre, había sido inicialmente hospitalizado por depresión y luego continuó el tratamiento fuera del hospital

.

Sin embargo nada o poco se conoce de la vida privada, adolescencia y juventud de este personaje cubano, que alguna vez se pensó podría convertirse en sucesor del trono castrista.

Fidel Angel Castro Díaz-Balart se graduó en la Universidad de Lomonosov en Moscú y estuvo vinculado al Instituto Kurchatov, una prestigiosa institución de energia atómica de Rusia. El primogénito de Castro también es máster en Física, doctor en Ciencias Físico-matemáticas y doctor en Ciencias. En la década de los 80 estuvo estrechamente vinculado al estudio y desarrollo de la energía nuclear para su empleo en Cuba, y fundó el Instituto Superior de Ciencias y Tecnología Nucleares de La Habana. Por esos años estuvo a cargo de la construcción de la planta nuclear de Juraguá, que no se terminó por la caída del campo socialista y hoy no es más que un ruinoso recuerdo de la cooperación entre Cuba y la Unión Soviética.

Más cerca de Raúl

Pero, ¿cómo fué realmente su vida como hijo de Fidel Castro?

José Raúl (nombre que usó durante su estancia en la Unión Soviética) o Fidelito -como prefieran llamarle- regresó a Cuba con el triunfo de la revolución liderada por su padre en 1959. Hay varias versiones sobre este regreso, una de ellas, la que más he oido, es que Fidel Castro lo llevó a la isla y nunca más lo regresó al lado de su madre, Mirtha Díaz-Balart. Si hubo o no reclamaciones por parte de Mirtha no lo sé, pero lo cierto es que Fidelito se quedó en Cuba. Pero quedarse en Cuba no significa específicamente que en estos años estuvo al lado de su padre, ni que recibió el calor y cariño paternal.

José Raúl convivió más con su tío Raúl Castro que con su propio padre.

Conocí de esta historia cuando Fidel Castro Díaz-Balart ya vivía en el complejo habitacional de la Calle 26 en el barrio de Nuevo Vedado, lugar de residencia de la familia Castro-Espín, sus tíos y primos. Durante muchos años un oficial de la Seguridad Personal de apellido Fulleda era el encargado de atender todas las necesidades del adolescente, incluso en su etapa de estudiante que regresaba a Cuba en periodos vacacionales.

La realidad es que Fidel Castro no se ocupaba de nada de lo relacionado con su hijo, raramente lo veia o conversaba con él, y esos contactos se hicieron aún más esporádicos en la medida en que fueron apareciendo otros hijos de la prole con su actual esposa, Dalia Soto del Valle.

Comentarios aqui: