Hierbas y especias para combatir la diabetes

0

 

Puedes hacer que tus comidas sean aún más saludables (y también más sabrosas), mientras fortaleces tu lucha contra la inflamación inductora de la diabetes en tu cuerpo. ¿Cómo? Considera la alimentación lo más fresca y natural posible.

Todas las hierbas y especias enumeradas aquí tienen propiedades antidiabéticas y/o antiinflamatorias y se pueden agregar a cualquier comida para ayudar a reducir la inflamación crónica en tu cuerpo.

Entonces, cuando estés cocinando tu próxima comida, mezcla algunas de las hierbas y especias que se detallan a continuación y no tengas miedo de experimentar; al probar nuevas combinaciones aprenderás qué hierbas y especias ofrecen los mejores sabores para tus platos y cuánto prefieres usar.

La albahaca (Ocimum basilicum).

Es una hierba muy fragante y versátil que podemos utilizar en ensaladas, sopas y pesto. En un estudio de infusiones herbales con hierbas de cocina, la cúrcuma, el romero, la mejorana, el orégano y la albahaca fueron los cinco candidatos principales en contenido de flavonoides. La albahaca, específicamente, reduce el azúcar en la sangre.

La manzanilla (Matricaria chamomilla).

Reduce el azúcar en la sangre y previene las complicaciones diabéticas sacando el azúcar de la sangre y almacenándola en el hígado. Después de un día de duro trabajo una taza de té de manzanilla es ideal para calmarte y relajarte.

La canela (Cinnamomum verum).

Reduce el azúcar en la sangre, según varios estudios. La canela está cargada de fitonutrientes que disminuyen la inflamación y pueden ayudar a perder peso al reducir el colesterol y acelerar tu metabolismo. ¡Por supuesto, cuando comes canela como parte de un rollo de canela, desperdicias sus buenos efectos! Pruébala mejor en recetas más saludables y con bajo o ningún contenido de azúcar.

El comino (Cuminum cyminum).

Es una especia de la familia del perejil que combina bien con las lentejas rojas o el arroz integral. Úsalo generosamente, ya que el comino reduce el azúcar en la sangre y el colesterol. El comino también tiene un buen efecto en los productos finales de glicación avanzada (AGEs) que son tan dañinos para la diabetes.

El diente de león (Taraxacum officinale).

Es una hierba maravillosa, por lo que nunca debes tratar de erradicar esta “hierba” de tu jardín. Provee a tu cuerpo con los agentes necesarios para reducir la presión arterial y sanar el hígado.

Al igual que las ortigas, los dientes de león aumentan el flujo urinario y, por lo tanto, promueven la limpieza del organism de toxinas. Se dice que el diente de león ayuda a la perdida peso, lo cual es primordial para la mayoría de las personas con diabetes.

El ajo (Allium sativum).

Da a la cocina italiana y mediterránea sus sabores específicos, junto con la albahaca, el orégano y el aceite de oliva. El ajo es bueno para tu corazón y te protege del cáncer, al igual que la cebolla, el chalote y el cebollín, que pertenecen a la misma familia de plantas.

El ajo exhibe la fuerza antiinflamatoria más fuerte entre ellos, suprimiendo específicamente las citocinas que actúan en la diabetes. Pero el ajo puede hacer más; baja el azúcar en la sangre y los lípidos, así como la proteína C reactiva, un marcador de inflamación.

El jengibre (Zingiber officinale).

Es la hierba perfecta para combatir la diabetes y los altos niveles de lípidos en la sangre porque ataca la diabetes desde varios puntos e incluso ayuda a perder peso.

La menta (Mentha x piperita).

Contiene antioxidantes naturales que combaten la diabetes, las enfermedades cardíacas, el envejecimiento y el cáncer. Agrega un gran sabor a los tés. Trate de consumirlo fresco en lugar de bolsas de té.

La menta relaja los músculos que cierran el estómago desde el esófago; las personas con reflujo deberían, por lo tanto, evitar la menta. Para todos los demás es un té sabroso que ayuda a la digestión.

El romero (Rosmarinus officinalis).

Es un tónico cardíaco, importante en el tratamiento del síndrome metabólico. El fitoquímico más activo del romero, el carnosol, reduce el estrés oxidativo y, por lo tanto, es efectivo para combatir la inflamación y el cáncer. Puede aprovechar estas propiedades usando romero en su cocina, especialmente cuando prepara carnes, guisos y salteados. O intente elaborar un té de romero relajante.

La salvia (Salvia officinalis).

Contiene antioxidantes que combaten la diabetes. Su fuerte sabor funciona bien en guisos, mientras que el té es calmante y relajante. Al igual que todas las hierbas de cocina aromáticas, la salvia es rica en polifenoles; su contenido de ácido rosmarínico es más alto que el del romero en sí. Ese compuesto fenólico parece prometedor en la batalla contra el Alzheimer.

El té de salvia y miel funciona contra los resfriados virales y bacterianos porque cuando se combinan la salvia y la miel, aumentan la potencia antigérmica.

El estragón (Artemisia dracunculus).

Es una hierba fina que se ha demostrado que reduce la resistencia a la insulina y disminuye la ingesta excesiva en los diabéticos. El tipo de estragón francés (var. Sativa) no se propaga fácilmente, pero los tipos ruso y americano (A. dracunculus) se han extendido sobre la mayor parte del mundo templado. Desafortunadamente, la especie estadounidense no tiene el mismo efecto hipoglucémico, por lo que es posible que tengas que desembolsar un poco más para el tipo francés.

Tomillo (Thymus spp.).

Contiene 75 fitoquímicos activos que funcionan contra la diabetes, y su delicioso aroma mejora cualquier plato. El tomillo es compatible con las citocinas que combaten la inflamación y ayuda a ciertas células inmunes (macrófagos) a secretar agentes que neutralizan la inflamación.

La cúrcuma (Curcuma longa).

La raíz amarilla popular en la cocina india y siempre presente en el curry, es probablemente la mejor hierba o especia para prevenir el cáncer.

La cúrcuma es una especia ideal para las personas con diabetes, ya que las investigaciónes han demostrado que tiene acciones antiinflamatorias, antienvejecimiento, antioxidantes, neuroprotectoras, antiateroscleróticas, protectoras del corazón, reductoras del peso y antiinfecciosas.

Todos estos beneficios se han atribuido a su ingrediente principal, la curcumina.

No esperes más para integrar estas ricas hierbas y especias a la alacena de tu cocina y así aprovechar todos los nutrientes, minerales y fabulosos beneficios que te brindará el consumirlas.