Hábitos que sin querer ponen en riesgo a nuestro páncreas

0

Hay muchas cosas en la vida de las que puedes prescindir, pero lamentablemente, el páncreas no es una de ellas.

Este órgano de forma extraña se ha descrito como algo parecido a todo, desde una pera o un pez, a un renacuajo.

Enterrado profundamente dentro del abdomen, situado detrás del estómago y acurrucado entre el hígado, el bazo y la vesícula biliar.

Puede que ni siquiera estés totalmente seguro de sus funciones. El páncreas produce una serie de enzimas que no son necesarias para digerir los alimentos.

También fabrica la insulina, la hormona necesaria para mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control.

Es un órgano importante, y la salud del páncreas no debe ser ignorada.

Muchísimas personas desarrollan pancreatitis aguda al año, una inflamación seria y dolorosa del páncreas.

Si no se trata rápidamente, esto puede empeorar y convertirse en una amenaza para la vida.

Afortunadamente, hay medidas preventivas que puedes emplear para ayudar a reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

Y otros problemas de salud relacionados, como la insuficiencia pancreática exocrina. Es por eso que debes conocer los hábitos que aumentan su probabilidad…

1. Consumo de alcohol
Todos sabemos que el consumo de alcohol está ligado a un gran número de enfermedades que, con el tiempo, pueden volverse muy serias.

Lo recomendable es no beber nada, pero si no puedes evitarlo, bebiendo menos también ayudas a proteger tu páncreas de los efectos tóxicos del alcohol.

Reduciendo además el riesgo de pancreatitis. Una serie de estudios, incluyendo uno poblacional en Dinamarca que involucró a 17.905 personas.

Demostró que la ingesta alta de alcohol se asocia a un mayor riesgo de enfermedades de este tipo, tanto en hombres como en mujeres.

2. Dieta alta en colesterol
Los cálculos biliares, una de las causas principales de pancreatitis aguda, pueden desarrollarse cuando se acumula demasiado colesterol en la bilis.

La sustancia fabricada por el hígado para digerir las grasas.

Lo recomendable es llevar una dieta baja en grasa que incluya granos enteros y una variedad de frutas y verduras frescas.

Intenta evitar particularmente los alimentos grasos y fritos, así como productos lácteos de leche entera.

Los altos niveles de triglicéridos pueden aumentar el riesgo de pancreatitis aguda.

Olvídate de los azúcares simples, como la bollería o las bebidas calóricas, ya que aumentan el riesgo considerablemente.

3. Estilo de vida sedentario
Las personas que llevan un estilo de vida perezoso y sedentario o tienen sobrepeso.

Son más propensas a desarrollar cálculos biliares, poniéndolas en mayor riesgo de padecer pancreatitis aguda.

Perder algunos kilos poco a poco y mantener un peso saludable mediante la ingesta de una dieta equilibrada.

Así como participar en actividades físicas regulares, puede ayudar a prevenir este tipo de afecciones.

Y recuerda, si tienes un trabajo en el que tienes que estar sentado en una oficina todo el día.

No dudes en realizar deporte y actividades físicas mínimo 3-4 veces por semana, o podrías lamentarlo con el tiempo.

4. Dietas de choque
Probablemente hayas oído hablar de esas dietas milagrosas que prometen hacer baja de peso a una persona en muy poco tiempo, a veces incluso días. Olvídalo.

El mejor consejo para perder peso es hacerlo gradualmente.

Cuando te adentras en un modo de dieta de choque, provocando una rápida pérdida de peso, el hígado se verá muy afectado.

Y comenzará a producir una gran cantidad de colesterol como respuesta, lo que a su vez aumentará el riesgo de padecer cálculos biliares y otros problemas del hígado.

5. El tabaquismo
Los estudios demuestran que fumar cigarrillos está vinculado a la pancreatitis aguda.

Unos investigadores de Suecia siguieron a 84.667 mujeres y hombres sanos de edades entre 46 y 84 para examinar cómo el fumar afectaba dicho riesgo.

El estudio, publicado en la revista Gut, reveló que lo que fumaban el equivalente de al menos un paquete de cigarrillos al día durante 20 años.

Tenían más del doble de riesgo de padecer pancreatitis aguda y otros cánceres, en comparación con los no fumadores.

Dejar de fumar redujo el riesgo al mismo nivel que sus contrapartes.

6. Automedicación

Con este apartados no nos referimos a tomarnos un Ibuprofeno cuando nos duele la cabeza.

Sino al gran uso de medicamentos que contienen estrógenos, corticoides, sulfonamidas, tiazidas y azatioprina,

Los cuales favorecen el desarrollo de pancreatitis aguda. Ten cuidado a la hora de medicarte y no lo hagas en exceso, pues podría afectarte negativamente.

La pancreatitis puede ser una enfermedad grave, y si no se trata se pueden convertir en IPE (insuficiencia pancreática exocrina).

Si tienes factores de riesgo que propaguen el riesgo o ya lo has experimentado antes, realiza los cambios apropiados en tu estilo de vida para prevenir que ocurra en el futuro.

¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here