Hábitos nocturnos que te hacen subir de peso

0

 

Si no pierdes peso incluso después de esforzarte haciendo ejercicios, entonces tus hábitos nocturnos podrían ser la razón detrás de esto. Debido a la ausencia de quemar calorías y energía en el cuerpo, estás engordando.

Tener mucho peso puede debilitar tu personalidad y causar muchos problemas de salud. Por lo tanto, es importante que mantengas el peso corporal equilibrado al cuidar tu dieta y hacer ejercicios.

Pero hay muchas otras cosas que arruinan todos estos esfuerzos por perder peso, y tus de tus hábitos nocturnos pueden contribuir en esta causa.

1. Cantidad de sueño inadecuada.

Dormir lo suficiente es extremadamente importante para nuestra salud. La falta de sueño hace que tu metabolismo sea lento, de modo que las calorías comienzan a convertirse en grasa haciéndote subir de peso. También te sientes cansado al no dormir lo suficiente, lo que no contribuye incluso para perder peso. Trata de dormir al menos 8 horas al día corridas.

2. Dormir inmediatamente después de comer.

Dormir después de comer por la noche también aumenta de peso. Después de quedarte dormido, la digestión disminuye gradualmente y la comida no es digerida correctamente, lo que hace que se formen más células grasas.  También puedes presentarse problemas relacionados con el sistema digestivo si duermes justo después de comer. Así que vete a dormir al menos una hora y media después de la cena.

3. Cantidad de carbohidratos y granos en la cena.

Los carbohidratos y los granos son las mejores fuentes de glucosa y energía. Pero al consumirlos por la noche, la energía que recibe tu cuerpo estará inactiva pues no la necesitas a la hora de dormir haciendo que se acumulen en forma de grasa. Así que opta mejor por ensaladas y sustancias ricas en proteínas por la noche.

4. Comer dulces durante la noche.

Muchas personas se acostumbran a comer dulces antes de dormir; este hábito aumenta de peso. Los alimentos dulces te dan calorías adicionales que no se usan durante la noche causando aumento de peso.

5. Saltarse la cena.

La gente tiende a saltarse la cena para bajar de peso, pero este hábito provoca el aumento de peso en lugar de perderlo. Comer alimentos no disminuye el metabolismo, y por esto, la próxima vez que comas, la grasa se acumulará más. Así que mejor come algo ligero por la noche.

6. Consumo de cafeína o alcohol antes de dormir.

La cafeína y el alcohol tienen muchas calorías y también afectan el sueño. Por esto el metabolismo no funciona correctamente y la grasa extra comienza a almacenarse. Conociendo ya estos hábitos dañinos podrás hacer los cambios necesarios durante la noche, antes de irte a la cama, para así evitar seguir ganando esas libritas de más.