Estos errores nocturnos no te dejan adelgazar. MIRA CUÁLES SON.

0

Es posible que lo hagas todo bien durante el día. Te alimentas sanamente, puedes derrotar los antojos, haces ejercicios, y hasta tomas mucha agua.

 

Pero llega la noche y piensas que ya has ganado la batalla sin tener en cuenta que estás cometiendo unos errores que te pueden costar mucho en tu camino a la meta, y hasta hacer desaparecer todos los sacrificios que has hecho tratando de adelgazar.

Por eso, a continuación, quiero contarles cuáles son los errores más graves que estás cometiendo ¡y que debes detener inmediatamente si quieres adelgazar!

 Ingerir comida azucarada

Comer galletas, chocolate, postres o cualquier alimento dulce antes de ir a dormir causa que tus niveles de azúcar suban  y a esa hora,  tu cuerpo ya no tiene el tiempo suficiente para convertirla en energía, ocasionando que se amontone como grasa.

Además, la subida en los niveles de azúcar en la sangre puede hacer que los niveles de energía se incrementen y se desplomen, deteniendo el sueño en el proceso.

Comer demasiado

Engullir una comida muy pesada o una merienda grande y no saludable antes de dormir, te puede afectar elsueño, tu peso y niveles de azúcar en la sangre.

Sueño interrumpido: una comida muy pesada o algunos bocadillos grasos justo antes de ir a dormer te pueden causar malestar e indigestión, trastornando tu sueño.

Si comes demasiado antes de acostarte, lo más seguro es que tiendas también a tomar muchos líquidos.  Una vejiga llena también te puede despertar durante la noche.

Tip: Por esas razones, si quieres dormir igual que un bebé, no comas tres horas antes de ir a dormir.

Acidez: Ciertos alimentos te pueden causar acidez estomacal o reflujo ácido. Te estoy hablando de ese ardor en la boca del estómago y sabor amargo que no te dejan dormir con tranquilidad.

Comer mucho o hacerlo muy poco tiempo antes de ir a dormir, te puede causar reflujo ácido. Debes eludir alimentos como las frutas cítricas, el chocolate, las grasas y los picantes en la noche.

Aumento de peso: aunque comer mucho en cualquier momento del día puede hacer que engordes, por la noche es mucho peor, pues mientras estás durmiendo no usas las calorías para producir energía, por lo que acabas acumulándolas en tu organismo.

Así que, si quieres comer una merienda pequeña por la noche, busca alimentos saludables y muy bajos en calorías.

Ingerir comida picante

Los alimentos picantes antes de ir a dormir te pueden provocar indigestión, y ésta hace hasta lo imposible para que no tengas una buena noche de sueño.

Se dice que esto puede ser debido a la capsaicina, un ingrediente activo en los chiles, que trastorna el sueño a través de cambios en la temperatura corporal.

Irte a la cama con el estómago vacío

¿Dejaste de cenar en la noche y no has logrado dormir porque tu cuerpo pide comida?

Bueno, pues, está demostrado que los dolores por el hambre sostienen al cerebro mentalmente alerta en la noche, y esto puede hacer que sufras pesadillas o te despiertes con regularidad.

Y no dormir lo suficiente puede bajar mucho tu metabolismo y subir los niveles de la hormona grelina, aumentando el apetito, y te hace comer de más.

También, si quieres crear músculo, la falta de un buen sueño (y de proteína) te pueden alejar de la meta.

Algunos estudios sugieren que dormir con el estómago vacío puede hacer más lenta la velocidad a la que el cuerpo transforma la proteína en músculo. Cuando no comes nada, el organismo se queda corto de nutrientes. y puede empezar a descomponer el músculo para conseguir energía ( a esto también se le conoce como estado catabólico).

Para eludir los dolores de hambre por la noche, no saltes ninguna de las 6 comidas que deberías comer a diario, debido a que esto puede mermar tu metabolismo. Cena liviano y no dejes de agregar proteína.

Ingerir comida grasosa

De acuerdo a Mercola, cuando en una noche no duermes lo suficiente, lo más probable es que al día siguiente quieras alimentos ricos en grasa y mucho contenido de azúcar. Pero, ingerir grasas en la noche puede ser tan malo o peor para el sueño, que no comer nada.

Las comidas grasosas hacen que tu digestión se ralentice, y además, causan inflamación.

Siempre recuerda que una buena noche de sueño, de entre 7 y 8 horas, es primordial para conseguir los mejores resultados en tu plan para adelgazar, ¡así que trata de no cometer estos errores nocturnos!