Esto es lo que pasa con los tratamientos de fertilidad, el resultado final excedió toda expectativa médica.

0

Bobbi y Kenny McCaughey se sometieron a un tratamiento de fecundidad para tener un bebé. La pareja de Des Moines, Iowa ya tenía una hija antes que decidiesen optar por el tratamiento para tener a su segundo hijo. Ellos pensaron que, de tener éxito, tendrían un varoncito.

El tratamiento fue más que un éxito; Bobbi quedó encinta de 7 bebés, mas los médicos le recomendaron que terminara el embarazo solo con 4 de ellos, debido a los peligros implicados en llevar a término un embarazo de múltiples bebés.

La pareja se negó, pese a que se le afirmó que la terminación selectiva aumentaría las posibilidades de supervivencia de los bebés sobrantes. Escogieron quedarse con los 7 bebés y Bobbi fue capaz de llevar los septillizos a término.

No obstante, los peligros sí existían. La mayor parte de los bebés pesaban poco más de 2 libras, demasiado bajo para la supervivencia de los bebés prematuros. Sin embargo, la pareja luchó duro por sus hijos y por suerte todos subsistieron.

[Recuerdas esta famosa fotografía de unos sextillizos. Mira cómo están ahora]

Lógicamente, el inconveniente no acabó ahí. dos de los pequeños tenían parálisis cerebral. Uno de estos dos tenía reflujo ácido severo, que asimismo era evidente con otro pequeño. Estos requerían el empleo de cilindros de nutrición solo para mantenerlos con vida.

Las reacciones de otras personas frente a la resolución de la pareja de querer mantener a todos sus bebés son variadas. Consiguieron donaciones, que incluían una furgoneta familiar, becas universitarias y hasta una casa. Muchos cuestionaron su determinación, algunos incluso dijeron que la familia gastaría las fuente de recursos del planeta. Algunos llamaron a la pareja ególatra por rehusar el consejo del médico de reducir los bebés.

 

Sin embargo, otros admiraron la acción de los padres y elogiaron la valentía de esta madre, cuya vida también estaba en peligro.

No obstante, pese a todos los comentarios negativos, fueron capaces de cuidar de los pequeños con mucha ayuda de sus amigos.

A Dios gracias, todos y cada uno de los pequeños lo hicieron bien. Se graduaron de la escuela secundaria, dos de ellos eligieron quedarse en la ciudad y estudiar en el Des Moines Área Community College.

 

Cuatro de los pequeños están ya listos para acudir a la Universidad Hannibal-LaGrange en Missouri con becas. Uno de ellos se alistó en el ejército estadounidense.

Ver a sus hijos graduarse hizo que Bobbi y Kenny se percatasen de que tomaron la decisión adecuada al mantener a todos y cada uno de sus tesoros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here