Estas son las razones más importantes por las que nunca debes usar zapatos en casa

0

Como muchas familias americanas, me crié llevando zapatos dentro de casa. Por supuesto, me pasaba las mañanas en calcetines.

Pero una vez que me ponía los zapatos, no me los quitaba. A menos que tuviera los zapatos claramente sucios.

O que me dolieran los pies por haberlos usado todo el día, de niña, adolescente y adulta, trotaba felizmente por casa en zapatillas.

Pero todo esto cambió cuando me mudé a Alemania.

Por si no lo sabías, los alemanes (y la mayoría de los europeos) no llevan zapatos en casa, y si decides ir por su casa calzado.

Hasta pueden considerarlo irrespetuoso. Las zapatillas de casa, o «Hausschuhe» en alemán, a menudo te saludan cuando abres la puerta de un hogar alemán.

Estas pantuflas suaves están hechas para llevarlas dentro mientras tus zapatos para la calle están guardados hasta que te marches.

«¿Por qué los americanos llevan zapatos dentro de casa?» He perdido la cuenta de las veces que mi marido.

Compañeros y amigos nuevos de Alemania me han hecho esta pregunta. La verdad es que nunca podría dar una respuesta directa del por qué.

Pero desde entonces aprendí que mi hábito peculiar era perjudicial para la salud.

Los alemanes, los japoneses y muchas otras culturas que no llevan zapatos dentro de casa evitan algo importante: las bacterias.

Seguramente estarás pensando: «¡Oh, no, bacterias, no!», ¡pero atento a esto!

Tus zapatos son un imán para la E. coli, que la mayoría de personas asocian con ríos y lagos sucios.

Arrastras esta bacteria dañina a casa después de un día de caminar afuera en las aceras y suelos repletos de heces de pájaros.

Excrementos de perros y orina, por dar solo algunos ejemplos.

Según estudios recientes, los zapatos pueden transportar una media de 442 000 tipos diferentes de bacterias.

Y tú transfieres del 90-99 % de estas a tu hogar al usar los zapatos en casa.

La E. coli (Escherichia coli) es una bacteria que vive en el intestino.

Puede causar diarrea, problemas intestinales e infecciones del tracto urinario.

Los síntomas incluyen cólicos abdominales, diarrea, náuseas y fatiga crónica.

Puedes infectarte con tan solo tragar una pequeña cantidad de la bacteria E. coli, que te rodea cuando usas los zapatos en casa.

Además, un estudio reciente realizado en Houston, Texas, halló que el 25% de los zapatos de las personas contenían una bacteria dañina llamada C difficile (Clostridium difficile).

Que causa inflamación del colon, lo cual pone en peligro la vida.

Esta bacteria, presente en parques, restaurantes de comida rápida y tiendas comerciales, se adhirió al calzado y dejó trazas en el hogar.

Imagina a un bebé arrastrándose por el suelo cubierto de bacterias del exterior, o que de repente tengas molestias estomacales sin saber por qué. Asqueroso, ¿verdad?

Quizá sea hora de probar a llevar zapatillas de casa y evitar que tu familia y tú os enferméis por algo que podría haberse evitado fácilmente.

Empezar a usar zapatillas de casa ha sido fácil, y no puedo ni imaginar volver a usar zapatillas de deporte sobre la alfombra.

¿Llevas zapatos en casa? ¿Qué piensas de quienes lo hacen? ¡COMPARTE este artículo y dinos qué piensas!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here