Esta mezcla de gel de Aloe Vera con estos 2 ingredientes te dará como resultado una potente crema para las arrugas.

0

Está en la naturaleza humana común el intentar parecer más adultos cuando estamos en nuestra juventud o adolescencia y luego, al ser mayores, tratar de parecer más jóvenes hasta la muerte.

En la búsqueda de mantenerse jóven, tropezamos con muchas opciones que nos tentarán, nos confundirán y finalmente nos engañarán, pero no temas amigo, hay algo que de seguro puede ayudar en la lucha contra el reloj.

¡Y eso es pura y simplemente la ayuda del aloe vera al rescate! Todos conocemos el Aloe Vera o sábila. Esta es una una planta tropical, pero se puede cultivar en macetas en casas y jardines. No requiere mucha atención. Incluso no hay que regarla mucho pues muere por exceso de agua.

El colágeno es el factor que mantiene la elasticidad y el aspecto joven de la piel. Con la edad, la producción disminuye y obtenemos las arrugas. El aloe vera mantiene la producción de colágeno manteniendonos así más jóvenes. El aloe vera contiene 18 aminoácidos, vitaminas B1, B3, B6 y C que ayudan a combatir los radicales libres, responsables en gran parte del envejecimiento de la piel.

El aloe vera es perfecto también para estimular y aumentar la producción de colágeno y elastina en la dermis, esenciales para mantener una piel  joven, saludable y radiante.

Esta forma de uso de la sábila o aloe vera no solo te ayudará a tratar gran parte de las arrugas, sino que también mejorará tu rostro dándole un aspecto más saludable y radiante.

El tratamiento anti-arrugas consiste en la preparación de un gel con propiedades anti-sépticas y  humectantes. Esto debido a que el 45% del tratamiento está compuesto por aloe vera.

Gel anti-arrugas con propiedades humectante y anti-sépticas para la piel.

Ingredientes:

  • 1 taza de gel de Áloe Vera (Sábila).
  • 1 taza de aceite de coco orgánico (en estado sólido).
  • Aceite esencial de lavanda, rosa mosqueta o vainilla.

Preparación:

En un pequeño recipiente vierte el aceite de coco y el aloe vera. Mezcla los ingredientes durante 5 minutos o hasta obtener una crema homogénea, espesa y brillante. En caso de que quede demasiado espesa, agrega unas gotas de aceite de oliva que ayude a suavizarla.

Agrega unas gotas del aceite esencial de tu preferencia y vuelve a mezclar hasta que todo esté integrado. Coloca en un recipiente de vidrio con tapa y guardalo en un lugar seco a temperatura ambiente y sin exponerlo al sol.

Para utilizarlo, luego de ducharte, aplica directamente sobre la piel afectada con suaves masajes circulares. Deja actuar por 15 minutos antes de vestirte. Recuerda que luego del baño, la piel absorberá mejor todos los nutrientes que esta crema aporta.

Dos mascarillas de aloe vera anti-arrugas.

Mascarilla antiarrugas de aloe vera y pepino.

Otra forma de usar el aloe vera para las arrugas es elaborando algunas mascarillas caseras en las que podamos incluir otros ricos ingredientes naturales anti-edad. Y una de las más efectivas es la que se prepara a base de aloe vera y pepino, conocido por contener vitaminas A, C y E, ideales para atenuar las líneas de expresión y rejuvenecer la piel.

Ingredientes:

  • 1 taza de aloe vera.
  • 1/2 taza de pepino
  • Agua cantidad necesaria.

Preparación:

Poner el aloe vera y el pepino en una licuadora e ir licuando, agregando el agua poco a poco hasta otener una pasta homogénea. Luego de limpiar bien tu rostro, extiéndela sobre el antes de ir a dormir y dejalo puesto durante toda la noche.  A la mañana siguiente lávate la cara con abundante agua tibia y aplica tu crema hidratante habitual.

Mascarilla antiarrugas de aloe vera y limón.

Nada mejor que combinar el poder antioxidante del aloe vera con las propiedades rejuvenecedoras que aporta el limón a la piel. Este fruto cítrico es rico en vitamina C, sustancia que ayuda a prevenir las arrugas en el rostro y nutrir la dermis en profundidad.

Ingredientes:

  • La pulpa de una hoja de sábila.
  • El jugo de 1 limón.

Preparación:

Coloca la pulpa de una hoja de sábila en la licuadora junto al jugo del limón; procesa ambos ingredientes hasta que se forme una pasta. Aplica esta mezcla sobre el rostro con movimientos circulares, así como en la zona del cuello y escote para atenuar las arrugas de estas áreas. Pasados unos 20 minutos, retira con agua tibia y ¡listo!.