Esta Mamá No Quiso A Abortar Luego De Romper Fuente Antes De Tiempo. ¡Averigua Lo Que Paso Con Su Bebé!

Katy Evans sólo tenía 16 semanas de embarazo cuando inesperadamente rompió fuente. Cuando ella y su marido llegaron al hospital, los médicos le diagnosticaron una ruptura prematura de membranas; esta es una condición que causa que el líquido amniótico salga de vientre. Los médicos le dijeron a Katy y a su marido que su precioso bebé tenía sólo 1 % de probabilidades de sobrevivir y le recomendaron abortar.  Sin embargo, estos amorosos padres se negaron.

baby-1

 

Katy dijo: “Le dije a ella que no, que no quería abortar. Le dije que quería que la naturaleza siguiera su curso”

Mientras estaba en cama, Katy pasó el tiempo investigando su condición y se mantuvo positiva sobre los resultados.

 

 

 

 

baby-2

“Me uní a grupos de apoyo en Facebook desde mi teléfono, leí artículos médicos e intercambié mensajes con otras mamás. Descubrí que, en realidad, en estos casos existe una tasa de supervivencia mucho alta que ese 1% que sostienen las estadísticas oficiales.  Eso me dio esperanza.”

Katy fue dada de alta con instrucciones muy estrictas a fin de evitar una infección. Ella y su marido se prepararon para lo peor, pero los días pasaron y su pequeña pieza de pan todavía seguía en el horno. Alabado sea el Señor, Katy no se rindió.

 

 

baby-3

“Me uní a grupos de apoyo en Facebook desde mi teléfono, leí artículos médicos e intercambié mensajes con otras mamás. Descubrí que, en realidad, en estos casos existe una tasa de supervivencia mucho alta que ese 1% que sostienen las estadísticas oficiales.  Eso me dio esperanza.”

Katy fue dada de alta con instrucciones muy estrictas a fin de evitar una infección. Ella y su marido se prepararon para lo peor, pero los días pasaron y su pequeña pieza de pan todavía seguía en el horno. Alabado sea el Señor, Katy no se rindió.

 

 

 

baby-4

Dos semanas después, Katy regresó al hospital para hacerse un eco. Éste último mostró que el líquido amniótico de Katy se había restaurado y la ruptura había sanado. Los doctores estaban llenos de asombro ante ese milagro; nunca habían presenciado algo igual.

Aun así, Katy debía tener mucha precaución y cuidado para evitar romper fuente otra vez ya que ella todavía  corría un riesgo elevado. Pero la panza de Katy siguió creciendo. Las semanas pasaron y también los meses.

 

baby-5

La fuente de Katy se rompió otra vez, pero esta vez ella tenía 34 semanas de embarazo y su bebé ya era casi a término completo. Ellos habían hecho a un lado todos los obstáculos que estaban en su camino.

Su hermoso hijo Leo nació con un peso de 4 libras y 13 onzas. Pasó 24 horas en una incubadora dentro de una unidad de cuidados especiales en el hospital, pero apenas 5 días después, fue dado de alta a casa con su familia.

Hoy por hoy Leo tiene 8 meses y pesa 17 libras. Está lleno de vida y salud y su historia nos recuerda que nunca debemos rendirnos en la vida.

Katy dijo, “Nos sentimos increíblemente afortunados” . “Hace poco más de un año desde que estaba sentada en la cama de aquel hospital, a la espera de un aborto involuntario. Hemos sido bendecidos y estamos agradecidos de tenerlo. Él es un niño muy especial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies