Esta fruta no te deja perder peso. ENTÉRATE DE CUÁL ES Y POR QUÉ.

Hemos escrito muchas veces acerca de que todas las frutas son saludables y que hay algunas super especiales porque ayudan a bajar de peso, pero quiero que sepan que hay una excepción. Esta fruta te hincha y detiene tu pérdida de calorías. No es que sea prohibida, pero si queremos perder peso, no es la mejor fruta para comer a diario.

Esta fruta tiene un sabor delicioso y que muchos les encanta comerla ya que les produce saciedad, pero recuerden que hay mejores opciones con calorías más bajas.

Estoy hablando de la banana, una de las frutas más consumidas a nivel mundial, pues su cultivo se extiende a unos 100 países y está ubicada en la cuarta posición de los productos agrícolas que más dinero moviliza en todo el mundo, con mayor venta que la manzana y la naranja en Estados Unidos.

Si empezamos un proceso para adelgazar, debemos bajar la ingesta de azúcares y calorías, y la banana es una de las frutas que más poder calórico tiene.

Si tu cuerpo no está en constante movimiento, quemar lo que consumes en una banana es muy difícil, por lo que comerla regularmente te puede llevar a un aumento rápido de peso.

Vamos a explicar por qué, una banana contiene alrededor de 120 gramos de calorías, es decir,  tiene casi el triple de la cantidad de calorías que una taza de sandía, y seis veces más calorías que tres tazas de ensalada de espinaca sin aderezar. Suena increíble, pero es así.

Algunos especialistas dicen que frutas como la banana, tienen casi tres veces el valor calórico que las verduras sin almidón, lo que las hace muy predispuestas para aumentar de peso.

¿Aún te faltan más razones? Te voy a comentar la razón más grande por la que la banana detiene tu pérdida de peso:

El azúcar

Pocos saben que las bananas que son cultivadas para el consumo humano, están llenas de azúcar y calorías. Poseen casi 14 gramos de azúcar por cada uno. Esto quiere decir que tienen un alto contenido de índice glucémico. O sea, que si tu meta es bajar de peso y quemar esa la grasa almacenada, debes evitar la banana, pues aún en las mañanas, hace que se dispare el índice glucémico, evitando que el cuerpo se active.

Si te comes una banana en el desayuno, ya le aportaste a tu cuerpo la suficiente energía y no dejaste que él solo se esfuerce en quemar grasa.

Seguro que has escuchado bastante que el azúcar proveniente de las frutas es mucho mejor que el de los dulces; pues no, el azúcar sin importar de donde venga, de la manzana o de un chocolate, tiene la misma estructura molecular. Los dos alimentos están compuestos por fructosa y glucosa pero en distintas proporciones. Esa es la razón por la que la banana puede engordarte.

¿El tamaño tiene que ver?

En ocasiones buscamos bananas grandes, porque son llamativas y nos sacian, pero éstas poseen más de 16,5 gramos de azúcar, lo que las convierte en una mezcla de sacarosa, glucosa y fructosa.

El índice glucémico de una banana madura grande es de 51 y su carga glucémica es de 13, valores más altos que los de la naranja o las uvas.

Además, si consumes alimentos con alto índice de carga glucémica, te ayuda a experimentar picos de azúcar en la sangre y altos niveles de insulina después de comerlos.

La banana tiene más efectos en el organismo que se deben tener en cuenta:

Nos puede provocar sueño, porque contienen triptófano, que mezclado con un contenido alto de hidratos de carbono, podría influir en un estado de conciencia, incrementando la capacidad del cerebro para transformar el triptófano en serotonina, un compuesto que baja la actividad del cerebro ocasionando somnolencia.

Si te has preguntado por qué te da tanto sueño luego de comer un almuerzo con una banana, ya conoces la razón.

Para algunas personas, las bananas funcionan como un disparador de migrañas. Si has sufrido toda la vida de dolores de cabeza, probablemente te has dado cuenta que  ésta es uno de esos alimentos que más te los genera.

Por ultimo, no podemos dejar de mencionar que también podría causar reacciones alérgicas.

Por lo general, las alergias alimentarias se desarrollan en la niñez o en el embarazo, pero pueden aparecer a medida que envejecemos. Algunos de los efectos secundarios a una reacción alérgica de la banana son, náuseas, vómito, picazón e inflamación en la garganta y la boca, dolor de estómago, erupciones en la piel y problemas respiratorios.

Si aparecen algunos de estos síntomas luego de comerte una banana, visita tu médico inmediatamente.

Ya sabes las razones por las que comer banana diariamente detiene tu pérdida de peso. Puedes sustituirlos por toronjas o sandía.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies